Rechaza EU versiones en Canadá sobre Obama y el TLCAN

Montreal.- El

embajador de Estados Unidos en Canadá, David Wilkins, calificó el jueves de

“interferencia” en el proceso político de su país la fuga de

información que puso en duda la postura del candidato demócrata, Barack Obama,

respecto al TLCAN.

En

declaraciones a la emisora pública Canadian Broadcasting Corp. (CBC), Wilkins

dijo que la difusión de un memo del gobierno canadiense que supuestamente

reflejaba una falta de sinceridad de Obama “fue una interferencia” en

el proceso político en su país.

Los candidatos

a la nominación presidencial por el Partido Demócrata, los senadores Hillary

Clinton y Barack Obama, se habían pronunciado a favor de renegociar el Tratado

de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en caso de llegar al gobierno.

El memo

filtrado a la prensa en Canadá y Estados Unidos resume una conversación privada

del cónsul general de Canadá en Chicago, Georges Rioux, con el académico Austan

Goolsbee, asesor económico del candidato demócrata a la nominación

presidencial, Barack Obama.

El resumen, que

Goolsbee afirmó no representa lo que él dijo, concluye en que la afirmación de

Obama debe ser interpretada como una “postura política” y no la

política que seguirá si llega a la Casa Blanca.

Para Wilkins

este incidente no es algo insuperable sino un “bache” en el camino,

agregando que el gobierno de Ottawa había expresado ya sus disculpas por lo que

él, personalmente, no veía como algo hecho “oficialmente” por el

gobierno canadiense.

Los periódicos

canadienses afirmaron este día que fue Ian Brodie, jefe de gabinete del primer

ministro Stephen Harper, quien hizo la primera mención de que “había que

tomar con un grano de sal” la declaración de los precandidatos demócratas

Clinton y Obama.

Brodie hizo ese

comentario el 27 de febrero pasado a periodistas de la cadena de televisión CTV

durante la parte a “puertas cerradas” de la presentación del

presupuesto federal, en Ottawa, pero mencionando a Hillary Clinton en

particular.

CTV News salió

con esa información desde su oficina en Washington pero afirmando que se

trataba de Obama, y poco más tarde la agencia Prensa Asociada recibió copia del

memo entre el cónsul general de Canadá en Chicago y Austan Goolsbee.

Hace dos días

el primer ministro Harper negó ante el Parlamento que su jefe de gabinete, Ian

Brodie, hubiera entregado a la prensa ese memo, afirmando que su gobierno

estaba “tratando de encontrar” a la persona responsable de filtración

de ese documento diplomático.

Interrogado por

la oposición en el Parlamento, que acusa al gobierno conservador de estar

“trabajando” para el Partido Republicano, Harper anunció que se

estaba llevando a cabo “una investigación de seguridad interna” en el

Ministerio de Relaciones Exteriores y el Consejo Privado, la más alta instancia

estatal.

Esta fuga de

información, según los partidos de la oposición en el Parlamento, no sólo

implica una interferencia en el proceso electoral estadunidense sino un apoyo a

los republicanos para combatir a Obama en la próxima campaña presidencial.

Este día, el

analista James Travers, del diario Star de Toronto, opinó que esta filtración

para poner en duda la sinceridad de Obama estuvo destinada a favorecer a

Hillary Clinton.

“Los

conservadores canadienses tienen la esperanza de que la presa más fácil para el

republicano John McCain será la nominada demócrata para la elección

presidencial”, opinó.

Un Obama

triunfante sólo empeoraría las cosas para Harper, lo que explica que estén

favoreciendo a Clinton “mientras rezan por McCain”, agregó Travers.

El Star de

Toronto, en un editorial titulado “Canadá versus Obama”, recordó que

Harper llegó al gobierno prometiendo que mejoraría las relaciones entre Canadá y

Estados Unidos.

Pero si, como

se alega, el gobierno de Harper deliberadamente filtró el documento con

información dañina para Obama, a largo plazo esto “quizá haga un grave

daño a las relaciones” entre ambos gobiernos.

Alertó que

“contar con un triunfo de McCain” es bastante riesgoso si se miran

“las ganas de cambio” que manifiesta la opinión pública

estadunidense.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login