Niega aspirante republicano a Congreso haber empleado indocumentados

Chicago.- Jim
Oberweis, aspirante republicano a un escaño en la Cámara de Representantes desmintió
acusaciones de contratación a indocumentados en sus tiendas de helados, a unas
horas de los comicios extraordinarios en un distrito de Illinois.

El presidente
de las empresas Oberweis Dairy, Joe Oberweis – hijo del aspirante republicano –
, acudió este viernes ante una corte del estado para demandar al comité de
campaña de los demócratas por lo que consideró “falsas acusaciones en
contra de mi padre que dañan nuestros negocios”.

Oberweis y el
candidato demócrata Bill Foster contenderán este sábado en el Distrito 14 de
Illinois, en comicios extraordinarios, por un escaño en la Cámara de
Representantes, el cual fue dejado por el demócrata Dennis Hastert, presidente
de la cámara baja.

El Distrito 14
comprende Aurora, Elgin y Carpentersville en el condado de Kane, así como los
condados de Henry, Lee, Kendall y DuPage.

Sin embargo, la
Coalición pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR) informó que el 1 de
mayo de 2005 los indocumentados mexicanos Rosa Ramírez y Jorge Ibarra fueron
contratados para limpiar tres heladerías de Oberweis, en el noroeste de
Chicago.

Ambos
trabajadores, que percibían un salario de 3.23 dólares la hora, menos de la
mitad del salario mínimo en Illinois, presentaron en noviembre de 2005 la queja
ante el Departamento del Trabajo estatal por la explotación laboral de la que
eran objeto.

En un
comunicado de prensa, la coalición indicó que junto con la Cooperativa de
Trabajadores intervinieron en la presentación de la demanda laboral. La primera
organización subió a su página en internet videos sobre el caso.

El director de
la ICIRR, Joshua Hoyt, aseguró que Oberweis no está diciendo la verdad, “y
este país no respeta a los hipócritas que abusan de los indocumentados para
beneficiarse de su trabajo”.

En 2004,
durante su campaña para ingresar al Senado, Oberweis, fue criticado cuando
afirmó que los indocumentados ingresan al país en cantidades suficientes para
llenar varios estadios como el Soldier Field cada semana, arrebatando empleos y
demandando servicios de salud.

“Mientras
exageraba las estadísticas sobre los inmigrantes indocumentados, él también
estaba aprovechándose de los mismos en sus empresas”, enfatizó Hoyt.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login