Polémica por “reaparición” del santo más enigmático de siglo XX

Por Andrés Beltramo

Ciudad del Vaticano.- La “reaparición” pública del Padre Pío de
Pietrelcina, uno de los santos más enigmáticos del siglo XX, debido a la
anunciada exposición de sus restos, ha desatado fervor y polémica en el mundo
católico italiano.

A 40 años de la muerte del religioso franciscano, que en vida fue conocido
por haber portado los estigmas de Cristo, además de tener dones sobrenaturales
como la levitación, su cadáver fue exhumado esta semana.

En medio de una expectativa generalizada, autoridades eclesiásticas
abrieron el féretro ubicado en el santuario dedicado al “santo de los
estigmas” en la localidad de San Giovanni Rotondo, región de Apulia, en el
sur de Italia.

El representante del Vaticano, Domenico D’Ambrosio, reveló que el cuerpo de
Padre Pío de Pietrelcina “estaba muy bien conservado, se veían sus
rodillas y sus pies”, aunque reconoció que no estaba
“incorrupto”, como esperaban muchos fieles.

Tampoco se reportaron señales de los estigmas los cuales, de hecho, ya
antes de morir habían desaparecido. De inmediato la Sede Apostólica aclaró que
la corrupción del cuerpo no tiene que ver con la calidad del santo.

En declaraciones a la Radio Vaticano el prefecto de la Pontificia
Congregación para las Causas de los Santos, José Saraiva Martins, estableció que
la santidad de una persona no depende del estado de su cuerpo al momento de la
“recuperación canónica”.

La “recuperación canónica” es el nombre oficial que recibe la
apertura del féretro de una persona que goza “del honor de los
altares” después de cierto tiempo con algún motivo particular, en este
caso la razón son los 40 años de la muerte del Padre Pío.

Esta “reaparición” pública del hermano franciscano levantó
antiguas polémicas en torno a su figura, una de ellas relacionada con la
existencia real de sus estigmas, una característica comprobada en muy pocas
personas en la historia de la Iglesia.

En meses recientes el historiador Sergio Luzzato publicó en Italia un libro
en el cual pone en duda la veracidad de las heridas sustentado en supuestos
documentos del mismo Vaticano, rebatidos por los seguidores del santo.

Otro de los debates corresponde a la reciente “intervención” de
parte de la Curia Romana al santuario de San Giovanni Rotondo, determinación
que obligó a los hermanos capuchinos a ceder la gestión del templo, uno de los
más visitados del mundo.

Esta decisión sumada al rescate de los restos ha despertado la sospecha de
un grupo de fieles ante un posible cambio de sede del cadáver a otro templo, lo
cual ha sido descartado por los religiosos responsables.

La congregación de los franciscanos explicó que la exhumación tiene además
por objetivo asegurar la conservación del cuerpo –al cual se le aplicará un
tratamiento especial-, para las futuras generaciones.

El cuerpo será expuesto al público a partir del próximo 24 de abril en el
templo de Santa María de las Gracias de San Giovanni Rotondo y se espera una
prometida visita del Papa Benedicto XVI a dicho santuario.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login