Venezuela mantiene un soldado cada 10 metros en frontera con Colombia

Por Edelmiro Franco

Cúcuta.- El Ejército de Venezuela mantenía este sábado un soldado cada 10
metros, en promedio, a lo largo de la frontera con Colombia, a pesar del
acuerdo de distensión alcanzado el viernes por los gobiernos de ambos países.

El gobernador del departamento colombiano Norte de Santander, William
Villamizar, dijo en entrevista con Notimex que en días pasados Venezuela
“instaló sobre la línea de frontera un soldado cada 10 o 15 metros”.

Sostuvo que durante la última semana, a partir de la crisis binacional
desatada por la incursión del Ejército colombiano en Ecuador para atacar un
campamento de las FARC, el pasado sábado, Venezuela movió más tropas,
“pero esta vez acompañadas de tanques”.

Detalló que la movilización militar venezolana en la frontera comenzó desde
noviembre pasado, cuando el presidente Hugo Chávez involucró a la Guardia
Nacional en el control del contrabando, un negocio que mueve en la zona unos
cinco mil millones de dólares al año.

El gobernador apuntó que la crisis en el intercambio comercial entre Colombia
y Venezuela comenzó a percibirse a partir de ese momento en Cúcuta, capital de
Norte de Santander distante a unos 600 kilómetros al noreste de Bogotá.

Villamizar dijo que la segunda fase del plan de Chávez comenzó en febrero
pasado con el fortalecimiento de la presencia de la Guardia Nacional en la
frontera con el argumento de restringir aún más el contrabando.

De esa forma se llegó a la actual cifra de un efectivo militar venezolano
apostado cada 10 o 15 metros en el límite a la altura del departamento Norte
del Santander, el más importante en los dos mil 200 kilómetros de frontera que
separan a Colombia y Venezuela.

El gobernador aseguró que “la situación del intercambio es muy grave
en Norte del Santander porque gran parte de las ventas que se hacen desde
nuestro departamento están dirigidas al mercado venezolano”.

Confió, sin embargo, en que el acuerdo alcanzado el viernes en la Cumbre
del Grupo de Río en República Dominicana por los presidentes de Colombia,
Alvaro Uribe; de Ecuador, Rafael Correa, y el propio Chávez, revierta la
crítica situación que vive esta frontera.

En el marco de la XX Cumbre del Grupo de Río celebrada en Santo Domingo, la
capital dominicana, los mandatarios acordaron distender la situación y trabajar
por la normalización de las relaciones diplomáticas, económicas y comerciales.

Tras el ataque de Colombia al campamento de las Fuerzas Armadas
Revolucionarias de COlombia (FARC) ubicado en Ecuador, el gobierno de éste
último país rompió relaciones con su par colombiano y Venezuela expulsó a los
representantes diplomáticos colombianos.

Tanto Venezuela como Ecuador anunciaron la movilización de tropas a sus
fronteras con Colombia y la tensión se apoderó de esta zona por donde pasa el
80 por ciento del intercambio comercial entre Colombia y Venezuela.

Para Villamizar, más allá de los problemas políticos, los gobiernos locales
decidieron trabajar por la unidad y hace cuatro días acordó con las autoridades
del vecino municipio venezolano de San Cristóbal “realizar actos
simbólicos de integración y hermandad”.

Villamizar acotó que las diferencias políticas deben dirimirse sin afectar
la relación económica y comercial bilateral entre los dos países, que en 2007
anotaron un intercambio de cinco mil 400 millones de dólares.

Según registros de la Dirección de Impuesto y Aduanas Nacionales (DIAN) de
Colombia, las exportaciones a Venezuela por este departamento llegaron a los 13
millones 500 mil dólares por día en enero pasado, cifra que se elevó a 16
millones en febrero.

El lunes pasado, cuando Chávez anunció el cierre de la frontera y el envío
de 10 batallones a la línea demarcatoria con Colombia, las exportaciones al
vecino país cayeron ese día a sólo 550 mil dólares.

El martes, se elevaron a cuatro millones 200 mil dólares, mientras que el
miércoles bajaron a un millón de dólares, lo que refleja el impacto que puede
llegar a

You must be logged in to post a comment Login