Alertan en Perú por actividad ideológica de casas bolivarianas

Lima.- El
ministro peruano de Defensa, Antero Flores-Aráoz, llamó el martes a las
instituciones del Estado a frenar el “contrabando ideológico” que a
su juicio promueven las Casas de la Alternativa Bolivariana para las Américas
(Alba) en Perú.

En
declaraciones a periodistas locales a su salida del unicameral Congreso, el
funcionario dijo que “se debe aplicar la normatividad legal para impedir
la invasión ideológica. En una democracia debe imperar el respeto”.

Aunque
reconoció que las 320 Casas de la Alba que hay en Perú entregan ayuda
humanitaria a favor de personas con problemas oftalmológicos, indicó que
también se ha detectado un “contenido ideológico” que atenta contra
la democracia representativa.

Analistas
locales han advertido que las llamadas Casas de la Alba, iniciativa de
integración que promueve el gobierno venezolano, tienen como objetivo el
adoctrinamiento de simpatizantes de la “revolución bolivariana” del
presidente venezolano Hugo Chávez.

Según expertos,
los programas sociales que promueven estas sedes de la Alba serían parte de la
estrategia de capacitación e ideologización política en la población peruana,
en especial de menores recursos.

Flores-Aráoz
advirtió que cualquier forma de ideologización es contraria a lo que establece
la legislación local, ya que “si se le adiciona un contenido de índole
subversivo, la amenaza se vuelve real”.

“El
contrabando ideológico y de temas subversivos son cuestionables, impugnables y
se debe combatir a fondo”, opinó el titular de Defensa.

El canciller
peruano José Antonio García Belaunde, por su parte, abogó porque el Congreso
“investigue de manera profunda las ramificaciones de las denominadas Casas
de la Alba, a fin de determinar si actúan dentro o al margen de la ley”.

El funcionario
sostuvo que “este tipo pesquisas servirán para develar el sistema de
financiamiento de este tipo de organizaciones y clarificar si existe un apoyo
económico por parte de las regiones o un sometimiento a una nación
extranjera”.

Señaló que se
tiene que probar cómo funcionan en realidad las Casas de la Alba y quién las
financia, para descubrir si están dentro del orden o están al margen de la ley
cometiendo delito, o si existe el sometimiento a una potencia extranjera.

García Belaunde
aclaró además que no corresponde a las Casas de la Alba llevar ese nombre
porque se trata de un acuerdo internacional en el que participan Bolivia,
Venezuela, Nicaragua y Cuba.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login