EU considera “horrenda” situación en Sudán y critica a China y Rusia

El gobierno de
Estados Unidos calificó el martes como “horrendo” el abuso de los
derechos humanos en Sudán durante 2007 y criticó la situación en China, Rusia y
Pakistán.

La situación en
Sudán es “horrenda” por la tortura, los asesinatos extrajudiciales,
los abusos y la violación por parte de fuerzas gubernamentales y la milicia
favorable al gobierno en Darfur, indicó el reporte anual del Departamento de
Estado.

Señaló que
desde 2003 se calcula que unas 200 mil personas han muerto por la violencia,
hambre y enfermedad debido al conflicto en la región sudanesa de Darfur, que el
gobierno estadunidense ha calificado como genocidio.

Al hacer
referencia a Rusia, el reporte cuestionó la centralización del poder en el
presidente, así como la corrupción, las dificultades para la inscripción de
organizaciones no gubernamentales y medidas contra la libertad de prensa.

Agregó que el
asesinato de periodistas continúa sin resolverse, hay restricciones a partidos
políticos y candidatos, así como abusos en Chechenia y el empeoramiento de la
situación en la vecina República de Ingushetia.

La secretaria
de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, dijo que muchos activistas son
víctimas de persecución y represión por defender las libertades contempladas en
la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Organización de las
Naciones Unidas (ONU).

“En otros
países, incluso los que han iniciado recientemente una transición a la
democracia, los derechos humanos no son garantizados en su totalidad”,
afirmó Rice, que atribuyó la situación a instituciones débiles, corrupción o
conflictos.

El reporte
indicó que en China hay un mayor control a la libertad religiosa en las áreas
tibetanas y en la región autónoma de Xinjiang Uighur, el maltrato de
prisioneros y el hostigamiento de activistas, periodistas, abogados y sus
familiares.

Citó además
censura de internet, restricciones a la libertad de prensa y expresión, el
arresto de 29 periodistas y 51 disidentes usuarios de internet y sentencias
bajo una ley de seguridad para silenciar a críticos.

Sobre Pakistán,
señaló que pese al compromiso del presidente Pervez Musharraf a la transición
democrática, la situación de derechos humanos se deterioró en 2007 y el
gobierno respondió con arrestos masivos a las protestas por un sistema judicial
independiente.

Además, criticó
la suspensión de la constitución en Pakistán, el arresto de unos seis mil
activistas de derechos humanos, trabajadores de partidos políticos, abogados y
jueces así como los ataques contra la libertad de prensa.

Resaltó, sin
embargo, la renuncia de Musharraf en noviembre a su cargo en el Ejército así
como el levantamiento del estado de emergencia en diciembre, aunque señaló que
las elecciones se pospusieron por el asesinato de la líder opositora Benazir
Bhutto.

El Departamento
de Estado señaló en relación a Irak que la violencia sectaria, étnica y
extremista ha originado abusos “severos” a los derechos humanos y ha
creado muchos refugiados y desplazados.

Afirmó que
durante 2007 grupos terroristas como la red Al Qaeda continuaron ataques contra
civiles y fuerzas de seguridad en Irak.

El reporte
reconoció también abusos a los derechos humanos en Afganistán debido a la
insurgencia, un gobierno débil e instituciones tradicionales, la corrupción, el
tráfico de drogas y dos décadas y media de conflicto en ese país.

Refirió que en
2007 unas seis mil 500 personas murieron en Afganistán por la insurgencia, que
incluyeron ataques suicidas, bombas en los caminos y violencia relacionada a
los combates.

Indicó que las
fuerzas de seguridad afganas están involucradas en asesinatos extrajudiciales,
arrestos arbitrarios, impunidad oficial y tortura, aunque reconoció esfuerzos
del gobierno para profesionalizar las fuerzas policiales.

Sobre Irán,
denunció violaciones a la libertad de expresión y asamblea, el hostigamiento
contra disidentes, periodistas, activistas de los derechos de la mu

You must be logged in to post a comment Login