OEA desestima envío de fuerza extranjera a frontera colombo-ecuatoriana

QUITO (AFP) – El secretario de la OEA, José Miguel Insulza, desestimó el lunes que una fuerza internacional asuma el control de la frontera entre Colombia y Ecuador, como están dispuestos ambos países, tras visitar la zona del bombardeo contra las FARC que mantiene rotos los nexos bilaterales.

“Creo que es muy difícil, muy difícil, controlar una frontera (de unos 600 km) como esta. Como también es difícil realmente que otros países que no son de la región contribuyan con muchas fuerzas militares”, dijo Insulza en Quito ante la propuesta ecuatoriana de resguardar internacionalmente la línea limítrofe.

Por su parte, el presidente colombiano, Alvaro Uribe, admitió la posibilidad de admitir el despliegue de una fuerza multinacional de la ONU.

“No lo descarto, no me niego a ella”, dijo el mandatario y añadió: “Lo que queremos es que haya total transparencia, y si esa es una solución, el gobierno colombiano no la descarta”.

Previamente, el ministro ecuatoriano de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, había manifestado el deseo de Quito de que la OEA “garantice la vigilancia en la frontera. Si no lo puede hacer podríamos pedir ayuda de los cascos azules”.

En ese sentido, “cualquier acción que la OEA emprenda, o la ONU enviando cascos azules, tiene que ser una acción que ambos gobiernos la pidan y aún así debe ser evaluada”, puntualizó Insulza.

El ex canciller chileno encabezó la misión que inspeccionó el área selvática ecuatoriana, a unos 275 km al noreste de Quito, donde una base de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) fue bombardeada por el Ejército colombiano el 1 de marzo con saldo de 23 muertos, entre ellos el número dos del grupo rebelde, Raúl Reyes.

Tras entrevistarse en Quito con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, Insulza y la delegación que lo acompaña de embajadores de Argentina, Bahamas, Brasil, Panamá y Perú, viajaba el mismo lunes a Bogotá, donde recabará la versión colombiana para elevar un informe que será discutido por el Consejo de Cancilleres del organismo el 17 de marzo en Washington.

“Vamos a Colombia a ver también cuál es el problema de la guerrilla (…) No creo que haya mucha mediación que realizar” para que las dos naciones reactiven sus nexos después de que dieron por superado el impasse, explicó Insulza. “Es mejor permitir que los gobiernos vayan resolviendo el tema de la normalización de las relaciones sin intervenir nosotros en eso”, agregó.

También calificó de “progreso inesperado por su velocidad” la reactivación de las relaciones de Colombia con Nicaragua y Venezuela, también rotas luego del incidente.

El acuerdo que dio por superada la controversia, por la que Bogotá pidió perdón comprometiéndose además a no incursionar nunca más en otro territorio, fue alcanzado el viernes en Santo Domingo a instancias de la cumbre del Grupo de Rio.

No obstante, Quito todavía no ha reactivado los vínculos.

“El restablecimiento (del diálogo con Colombia) será gradual”, expresó el subsecretario de Relaciones Bilaterales de la cancillería ecuatoriana, Diego Stacey.

You must be logged in to post a comment Login