Piden renuncia de gobernador de Nueva York

Nueva York.- La
oposición al gobierno estatal y el periódico New York Post pidieron el martes
la dimisión del gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, tras verse involucrado
en un escándalo de prostitución.

La oposición
republicana al gobierno estatal pidió formalmente la renuncia de Spitzer, lo
mismo que el tabloide conservador New York Post.

El diario The
New York Times, que ha apoyado a Spitzer a lo largo de su carrera política y
que fue el que destapó el escándalo el martes, no fue tan lejos pero vio la
dimisión del funcionario como inevitable.

Fuentes
allegadas al gobernador, citadas por medios locales, afirmaron que el
vicegobernador David Paterson y su equipo ya estarían preparando las cosas para
que asuma el poder una vez que Spitzer anuncie su salida.

Las fuentes
señalaron que Paterson, quien es invidente y sería el primer gobernador negro
del estado, ya está contactando a miembros de la legislatura local para
informarles de este movimiento.

El asambleísta
republicano y líder de su bancada, James Tedisco, dijo que está listo para
iniciar un procedimiento de “impeachment” (juicio político) en caso
de que Spitzer no dimita en 48 horas.

El gobernador
demócrata se vio envuelto en una red de prostitución de lujo, bajo el nombre de
“Emperor´s Club VIP”, de la que habría sido cliente y que está siendo
investigada por autoridades federales.

Según
documentos judiciales, Spitzer se habría encontrado con una prostituta en un
hotel de Washington el 13 de febrero pasado.

Si bien rara
vez se persigue en este país a los clientes que solicitan los servicios de una
prostituta, el gobernador sí habría violado una ley de 1910 que considera como tráfico
de personas que alguien se traslade de un estado a otro para ejercer la
prostitución.

En este caso,
la prostituta viajó de Nueva York a Washington a petición de Spitzer. Se estima
que sus servicios podrían haberle costado hasta cinco mil 500 dólares la hora.

Spitzer, de 48
años, casado y con tres hijas, compareció el martes brevemente ante los medios
para leer una declaración en la que no confirmó ni desmintió lo publicado por
la prensa.

El gobernador
sólo se limitó a decir que había violado las obligaciones para con su familia y
que no había estado a la altura de los estándares que él mismo se había fijado,
calificando todo el escándalo como una cuestión personal.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login