Sindicato contra abusos a campesinos mexicanos

San Diego.- La
Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW) de Estados Unidos informó el martes que
busca sindicalizar en México a trabajadores del sector antes de que viajen
contratados a este país para evitar abusos por parte de contratistas.

“Bajo el
programa actual de visas temporales, un patrón en Estados Unidos puede
despedir, quitar beneficios y deportar a un campesino mexicano, todo en un
mismo día”, dijo a Notimex el coordinador sindical de la UFW, Eric
Nicholson.

El también
director del programa de trabajadores huéspedes del mayor sindicato campesino
de Estados Unidos, que fundara el extinto César Chávez, reveló que
representantes laborales estadunidenses ya se coordinan con entidades mexicanas
para evitar abusos en ambos lados de la frontera.

Nicholson
denunció que la semana pasada en Tierra Caliente, una región del central estado
mexicano de Michoacán, un contratista cobró 500 dólares por solicitud de visa
de trabajo temporal H2A a 400 campesinos y luego desapareció.

Las visas de
trabajo H2A autorizan a las empresas estadunidenses a contratar a trabajadores
extranjeros cuando no consiguen mano de obra local.

“Hay
contratistas que les han estado cobrando a campesinos mexicanos hasta tres mil
y cuatro mil dólares supuestamente por conseguirles un trabajo con visa en
Estados Unidos, y no hay nada que asegure que los conseguirán”, añadió el
dirigente gremial.

Luis Magaña, un
dirigente campesino del norte de California, refiró que en Zamora, Michoacán,
hay estaciones de radio en las que se transmiten anuncios ofreciendo empleos en
el sector agrícola de Estados Unidos.

“Esos
anuncios no les dicen (a los migrantes) que si se enferman acá (en Estados
Unidos) no van a tener atención y si dejan de trabajar por enfermedad, los
despiden y los deportan”, acotó el representante del religioso Comité de
Servicios Amigos de las Américas.

“Yo los
entiendo, porque son buenos trabajadores y quieren venir a Estados Unidos sin
arriesgarse a perder la vida en la frontera, pero desconocen las condiciones de
esas visas y cómo van a ser después de que las modifiquen”, señaló Magaña.

Los
departamentos estadunidenses de Seguridad Interna y del Trabajo llevan a cabo
este mes una consulta pública nacional para modificar el programa de visas H2A.

En principio,
la modificación permitiría a agroindustriales estadunidenses contratar a unos
150 mil campesinos mexicanos para sustituir a trabajadores agrícolas
indocumentados que abandonaron estados con leyes antiinmigrantes como Arizona,
Colorado y Oklahoma.

El periodo de consulta
sobre las visas H2A concluye el 31 de marzo y se estima que los departamentos
de Seguridad y del Trabajo podrían decretar modificaciones antes de la elección
presidencial en Estados Unidos de noviembre próximo.

Una de las
demandas más reiteradas de los agroindustriales para la modificación es
prescindir de la parte que obliga a los patrones a otorgar vivienda a los
campesinos mexicanos.

En Arizona, el
congresista federal Raul Grijalva dijo que se opondrá a cualquier propuesta de
su estado que trate de eliminar la vivienda para los campesinos contratados en
México o que les imponga salarios menores a los regulares en la agricultura de
ese estado.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login