Cacerolas en El Salvador contra el alto costo de la vida

San Salvador.-
El movimiento social de El Salvador protestó el miércoles con cacerolas en mano
por el alto costo de la vida, en una actividad que se concentró frente al
complejo del Centro de Gobierno en esta capital.

Los
manifestantes ataviados con blusa o camisa blanca, banderas de El Salvador y
cacerolas en mano exigieron al gobierno del presidente Antonio Saca, controlar
los precios de la canasta básica y de todos los productos en general.

Al sonar las
cacerolas, los participantes de la actividad se unieron al llamado de las
organizaciones sociales que exigen detener el incremento de precios en la
harina, frijol, maíz, huevo, lácteos y decenas de productos más.

La protestantes
formaron una cadena humana en el edificio e intentaron entregar a la ministra
de Economía, Yolanda Mayora, un pliego de peticiones como la congelación de los
precios de los alimentos.

Al menos 15
organizaciones sociales convocaron a la actividad para expresar su preocupación
por la difícil situación económica que atraviesan las familias salvadoreñas,
que en su mayoría son de escasos recursos.

Armando Flores,
dirigente del no gubernamental Centro para la Defensa del Consumidor (CDC)
calificó de “impresionante” el alza constante de precios mientras,
dijo, las autoridades “siguen sin hacer algo” para detenerlos.

En
declaraciones a periodistas, destacó que la actividad de este miércoles es
“cívica y patriótica” y consideró que no es cierto que el gobierno no
pueda regular precios.

“La gente
no puede esperar, no puede permitir que los funcionarios se queden cruzados de
brazos. No podemos permitir que digan que este es un problema del mercado
internacional”, señaló el miembro del CDC, uno de los organizadores del
llamado “cacerolazo”.

Añadió que
“eso no se vale, aquí hay acciones necesarias que tenemos que tomar”
para revertir la situación y dejar de perjudicar a todas las personas que viven
en esta nación.

Flores, que
dijo citar datos oficiales, detalló que la libra (.46 kilogramos) de frijol
subió este año 50 centavos de dólar, medida que representa en total un alza de
casi 56 por ciento en un año.

Según el
experto, las autoridades aducen que el grano no baja de precio porque no hubo
suficiente importación desde Nicaragua, país que suministra una importante
cantidad de este alimento a El Salvador ante la incapacidad que dijo tiene este
país para producir.

Para Flores, en
realidad “son los grandes “coyotes” los que se encargan de
importar y exportar productos que están prácticamente a la libre, haciendo lo
que quieren”.

Igual situación
dijo sucede con el maíz blanco, el cual subió de 16 centavos de dólar en enero
de 2007 a 22 centavos de enero de 2008, un 37 por ciento de aumento.

“El
frijol, el maíz y el arroz son esenciales en la dieta familiar”, recordó
Flores al precisar que la libra de carne sufrió un alza de 20 por ciento y la
leche 8.0 por ciento.

“La
canasta básica de alimentos se dispara” y la población tiene razón cuando
que queja de que los “precios están por los cielos y los salarios por los
suelos”, expresó.

Según el CDC,
para tener una idea de cómo la situación afecta a las familias recordó que en
mayo de 2004 que el costo de la canasta básica en la zona rural se cotizaba en
93.20 centavos de dólar y el salario mínimo era de 74 dólares.

Sin embargo, en
enero de 2008 la canasta subió a 118 dólares y los ingresos mínimos son del
orden de los 85.80 dólares.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login