FARC carecen de vínculos orgánicos con cárteles mexicanos

El procurador
General de la República, Eduardo Medina Mora, precisó el miércoles que las
Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no tienen un vínculo
“orgánico”, sino “transaccional”, con cárteles mexicanos de
la droga.

“LAS FARC
no tienen una vinculación orgánica con un cártel mexicano, tiene una
vinculación transaccional, le venden drogas de las áreas donde ellos controlan
la producción y comercialización, para diferentes organizaciones en nuestro
país”, señaló el procurador.

“Obviamente,
tenemos una preocupación relevante respecto de cualquier actividad que esta
organización criminal pueda tener en relación con nuestro país”, subrayó.

El comentario
fue hecho en momentos que el tema de las FARC, consideradas terroristas por
Estados Unidos, adquirió atención internacional a raíz de una incursión
colombiana en Ecuador, donde murió uno de los jefes de esa organización, Raúl
Reyes.

Medina Mora
concluyó este miércoles una visita a Washington que incluyó su asistencia como
orador principal en el foro anual de la Cámara de Comercio México–Estados
Unidos, de la cual recibió un reconocimiento.

Cuestionado
sobre si México, al igual que Estados Unidos, consideraba a las FARC un grupo
terrorista, Medina Mora señaló que la Procuraduría General de la República
(PGR) “no hace calificaciones respecto de organizaciones en ese
sentido”.

“Lo que
está acreditado es que esta organización de delincuencia organizada, de tráfico
de drogas, ha realizado acciones o actos terroristas. Eso es evidente en la
definición que de acto terrorista tienen las convenciones internacionales sobre
combate al terrorismo”, precisó el funcionario.

En relación con
los reportes de agencias estadounidenses sobre la presencia de las FARC en
México desde hace varios años, Medina Mora señaló que su dependencia tiene
“un intercambio muy intenso” con los servicios de combate al crimen
en Estados Unidos y Colombia.

“Con
respecto a este asunto (de las FARC), es un tema de intercambio de información
cotidiano, tanto con las autoridades colombianas con la fiscalía general de
Colombia y con los fiscales del Departamento de Justicia de Estados
Unidos”, puntualizó.

Sobre la
presencia en México de miembros de las FARC como el antiguo representante
Marcos Calarcá, Medina Mora indicó que en su momento fue autorizada, “a
solicitud del gobierno colombiano, en función del papel que México jugaba como
facilitador de las entonces pláticas de paz”.

“Cuando
este proceso se rompió, fue precisamente a petición del gobierno colombiano que
esta representación dejo de tener autorización de estar en nuestro país”,
explicó.

El gobierno
mexicano acogió en 1992 un proceso de diálogo entre el gobierno y la guerrilla
colombianos en la ciudad de Tlaxcala.

Calarcá salió
de México en 2003, un año después que asumió el ahora presidente colombiano
Alvaro Uribe, y luego que su antecesor, Andrés Pastrana, rompiera las pláticas
que su gobierno realizaba con las FARC hasta febrero de 2002.

Durante su
visita, el procurador destacó la importancia de la aprobación al Plan Mérida en
el Congreso estadounidense, un tema que abordó con senadores como Dianne
Feinstein, legisladores y altos funcionarios del gobierno estadounidense.

Medina Mora
conversó además con el subsecretario de Estado John Negroponte, con el
secretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental Tom Shannon, y el
con secretario de Estado para Narcóticos David Johnson.

La petición
presupuestal del año fiscal 2009 de la Iniciativa Mérida, que aún requiere de
aprobación legislativa, incluye 450 millones de dólares para México y 100
millones de dólares para Centroamérica.

Por su parte,
en su solicitud presupuestaria del año fiscal 2008, también pendiente de
aprobación, la administración Bush pidió 500 millones de dólares para México y
50 millones de dólares para Centroamérica. El total del plan es de unos mil 400
millones de dólares.

NOTIMEX/

You must be logged in to post a comment Login