Perú: testigo dice que Fujimori se reunió con jefe de escuadrón de la muerte

LIMA (AFP) – El ex presidente Alberto Fujimori sostuvo en 1991 una reunión con el líder de un escuadrón militar autor de matanzas en Perú, en la que también estuvo su ex asesor Vladimiro Montesinos, para tratar sobre operaciones de inteligencia, declaró este miércoles un ex militar en el juicio al ex mandatario.

“Conocí que una vez, probablemente para explicar algo específico, se citó la concurrencia de (el mayor Santiago) Martin Rivas”, jefe operativo de ese escuadrón, declaró el coronel en retiro Clever Pino Benamú, subdirector de Frente Interno de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINTE).

A dicha reunión además acudieron el presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de aquella época, general Pedro Villanueva, y coroneles especialistas en temas de inteligencia en la lucha contra la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, según señaló.

El mayor Santiago Martin Rivas es sindicado como el cabecilla del destacamento Colina, escuadrón que operó en los años 90 y al que se atribuye medio centenar de asesinatos masivos y selectivos.

Testimonios de miembros de ese grupo de aniquilamiento aportados en el juicio señalan a este militar de haber dirigido a sangre fría las matanzas de Barrios Altos, en noviembre de 1991, que dejó 15 muertos, y de la Universidad La Cantuta, en julio de 1992 con 10 muertos.

Martin Rivas compareció hace dos semanas en el juicio y declaró que el destacamento Colina “nunca existió” y que todo era una invención de la prensa opositora a Fujimori, a la vez que se definió como un “analista de inteligencia”.

Fujimori ha negado haberse reunido con él.

El testimonio del coronel Pino Benamú fue considerado como “un elemento clave y una prueba contundente de la vinculación de Fujimori con los asesinos del grupo Colina”, según declararon Ronald Gamarra y Carlos Rivera, abogados de los familiares de las víctimas de esas matanzas.

El fiscal José Peláez ha pedido se condene al ex gobernante a 30 años de cárcel por ser autor intelectual de ambos crímenes, los mayores cometidos en Perú en las últimas décadas.

Ante el tribunal que preside el juez César San Martín, Pino Benamú explicó que Montesinos, ex asesor presidencial y eminencia gris en el gobierno de Fujimori (1990-2000), estructuró un sistema paralelo de inteligencia que permitió el surgimiento del destacamento Colina al amparo del régimen.

Montesinos construyó una “estructura paralela al canal formal de inteligencia de acuerdo a sus intereses y allegados, y en ese empeño provocó el descabezamiento paulatino de la oficialidad del ejército”, dijo.

“Fueron los años más tristes para el ejército peruano, se destruyeron los valores que se respetan en todos los ejércitos del mundo; ser líder no servía, ser profesional no servía”, dijo el oficial.

Pino Benamú hizo notar que “el poder que tenía Montesinos se respaldaba en ser asesor de Fujimori”, lo que lo llevó a tener una gran influencia en las fuerzas armadas.

Estimó el oficial que, debido a la alta responsabilidad que tenía Montesinos como jefe real de la estructura de inteligencia que él mismo creó, las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta no pudieron haberse perpetrado sin su consentimiento.

“Era necesaria la aprobación de Montesinos para que se realizaran esas operaciones”, precisó.

Añadió además que su implicancia en el desarrollo del grupo Colina no facultaba al asesor “para decidir de por sí”, dejando entrever que la orden de actuar la compartía una instancia superior, en una tácita alusión a Fujimori.

You must be logged in to post a comment Login