Corte brasileña autoriza la extradición de narco colombiano Chupeta a EEUU

BRASILIA (AFP) – La máxima corte brasileña autorizó este jueves la extradición a Estados Unidos del narcotraficante colombiano Juan Carlos Ramírez Abadía, alias “Chupeta”, uno de los más buscados por las autoridades estadounidenses y detenido en Brasil desde agosto de 2007.

La autorización del Supremo Tribunal Federal (STF) brasileño, por unanimidad de sus jueces, fue hecha con la condición de que Estados Unidos conmute una eventual condena a muerte o cadena perpetua a la máxima pena aplicable en Brasil, que asciende a 30 años de reclusión.

La decisión última sobre la extradición es del presidente de la República, Luiz Inacio Lula da Silva, y ésta podrá producirse inmediatamente, o después de que sea juzgado y cumpla pena en Brasil, donde responde a juicio por lavado de dinero.

Fuentes del ministerio de Justicia indicaron a la AFP que es más probable que el gobierno brasileño espere a que Ramírez Abadía sea juzgado y cumpla la pena en Brasil antes de efectivizar la extradición solicitada por Estados Unidos.

Ramírez Abadía llegó a ofrecer 40 millones de dólares al Estado brasileño a cambio de esa extradición a Estados Unidos y la anulación del proceso contra su esposa, lo que fue rechazado por un juez federal en enero pasado.

El ministro de Justicia, Tarso Genro, apoyó entonces la decisión del juez y dijo que “esperamos que el señor Abadía responda por sus delitos, cumpla su pena íntegramente aquí, y después ajuste sus cuentas con su país”.

El abogado que representó al narcotraficante ante la Corte Suprema este jueves, Luiz Gustavo Maciel, pidió su extradición.

Sin embargo, dijo que Ramírez Abadía teme ser acusado de terrorismo en Estados Unidos.

El abogado se refirió a un artículo de la revista Semana, de Colombia, donde se afirmaba que el nombre de Ramírez Abadía figuraba en el computador del número dos de las FARC, Raul Reyes, que el gobierno colombiano dice haber decomisado.

Allí se indicaría que “hombres vinculados a Ramírez Abadía estarían adquiriendo misiles en Líbano para favorecer a las FARC. Son fuentes de información que pueden hacer que, tras llegar a Estados Unidos (Ramírez Abadía) reciba tratamiento de terrorista”, dijo el abogado.

Estados Unidos, donde la DEA lo había incluído en la lista de los narcos más buscados del mundo y llegó a ofrecer una recompensa de 5 millones de dólares por su captura, lo acusa de tráfico de drogas, lavado de dinero y asesinato.

Ramírez Abadía, de 44 años y considerado uno de los líderes del colombiano cártel del Norte del Valle, fue detenido en Brasil en agosto de 2007 en una gran operación policial contra el lavado de dinero que, no obstante, desconocía su identidad.

Abadía llegó a Brasil en 2004 procedente de Venezuela, residió en el país y viajó al exterior sin problemas con documentación falsa y con al menos cuatro cirugías plásticas con las que había cambiado totalmente su fisonomía.

Al detenerlo en Sao Paulo la policía le confiscó más de 1,2 millones de dólares y unos 604.000 euros, además de automóviles de lujo, un yate y mansiones y fincas que recientemente fueron rematados en subastas públicas.

Se cree que fue responsable por el tráfico de gigantescas cantidades de cocaína al mercado internacional.

You must be logged in to post a comment Login