Ecuador reta a Bush a enviar tropas a límite con Colombia o callarse la boca

QUITO (AFP) – El presidente de Ecuador, Rafael Correa, retó el viernes a su homólogo estadounidense, George W. Bush, a enviar tropas a la frontera colombo-ecuatoriana o “callarse la boca” frente a la crisis que desató el bombardeo colombiano contra las FARC en suelo ecuatoriano.

“¡Traiga señor Bush sus soldados, que sean sus soldados los que mueran en la frontera sur colombiana! Vamos a ver si los ciudadanos de Estados Unidos van a aceptar tremenda barbaridad. Si no cállese la boca y entienda lo que está pasando en América Latina”, dijo Correa.

En un tono menos vehemente, el mandatario ecuatoriano también invitó el jueves a España a desplegar fuerzas en la línea limítrofe, molesto por un artículo del diario madrileño El País que relacionó a su gobierno con los rebeldes marxistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Invito a España, país de origen de ese periódico El País, a que venga y ponga soldados en la frontera sur colombiana, no sabe cuánto se los agradeceríamos, cuántos problemas nos ahorraríamos”, afirmó Correa.

El mandatario mencionó a los dos países -que califican a las FARC como un grupo terrorista- al protestar por una supuesta campaña mediática con la que, según él, quieren agredirlo luego de la incursión colombiana del 1 de marzo.

En ese bombardeo murieron según Quito 25 personas que estaban en un campamento de las FARC, incluidos el número dos de la organización, Raúl Reyes, y tres estudiantes mexicanos.

Aun cuando los gobiernos de Correa y del colombiano Alvaro Uribe dieron por superada la crisis en la pasada cumbre del Grupo de Rio, Ecuador no ha restablecido relaciones diplomáticas pese a que Colombia pidió perdón y se comprometió a no realizar nunca más un ataque en otro territorio.

En plena crisis, Bogotá reveló unos documentos hallados en el computador de Reyes que supuestamente vinculan a los gobiernos de Caracas y Quito con las FARC, ante lo cual Estados Unidos se declaró perturbado y dijo estar dispuesto a investigarlos.

El viernes la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, durante su paso por Brasil, indicó que los “Estados responsables” de la región deberían hacer esfuerzos para evitar que “terroristas” actúen libremente a través de las fronteras.

Sin referirse directamente a alguien, Correa insistió en que está “enfrentando una gran campaña de desprestigio a nivel internacional” y reiteró su propuesta de que una fuerza multinacional asuma el control de la frontera colombo-ecuatoriana, de unos 600 km.

Bogotá se mostró dispuesta a analizar el tema mientras la OEA -que trata de bajar las tensiones- consideró “muy difícil” concretar la propuesta dado las difíciles condiciones del terreno.

“Traigan a sus fuerzas; es más, les damos autorización para que entren en nuestras frontera norte”, sostuvo Correa.

Asimismo, su ministro de Justicia y Derechos Humanos, Gustavo Jalkh, pidió a Colombia que se distancie oficialmente de las versiones periodísticas que relacionan a Quito con la guerrilla de las FARC, en aras de normalizar las relaciones.

“Creo que el gobierno colombiano, en aras de cumplir con esos compromisos que salieron del Grupo de Rio y para consolidar un retorno normal a las relaciones, debería oficialmente tomar distancia de esas opiniones periodísticas”, dijo.

Bogotá se comprometió a entregar las evidencias a Correa para tratar de cerrar la controversia que también involucró a Venezuela y Nicaragua, cuyos gobiernos ya normalizaron relaciones con el colombiano.

You must be logged in to post a comment Login