Culturas antiguas fueron sus propios depredadores: Luis Manuel Guerra.

México.- Las
culturas antiguas mesoamericanas, como la maya, abandonaron sus ciudades y
centros ceremoniales por la afectación que ellos mismos realizaron de las
condiciones climáticas en donde estaban establecidos, afirmó aquí el químico y
ambientalista, Luis Manuel Guerra.

Al participar
la víspera en la presentación de una revista universitaria, el coordinador
general del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable
(Cecadesu), afirmó que estos grupos no resistieron las sequías o la
contaminación de cenotes y lagos que ellos provocaron.

A nivel global,
dijo, “tuvimos un ideal de crecer a como diera lugar y provocamos una
tensión importante del medio, esto fue sin límite, porque de una cultura a
otra, si íbamos desarrollándonos, extendiéndonos, el esplendor del imperio
maya, nos dicen, no sabemos porque se fueron de esos centros”.

En realidad,
dijo, “se fueron por condiciones ecológicas porque no pudieron soportar
las sequías, la contaminación de los cenotes por un mal manejo de las
condiciones naturales, eso estaba sucediendo en Asia, Europa y América”.

Ahora, agregó,
el mundo ha llegado a una nueva etapa en donde la naturaleza está exigiendo que
se detenga la destrucción que el hombre le ha ocasionado, la cual opinó, puede
revertirse por medio de la regulación natal.

“Llegamos
a una etapa en donde la naturaleza nos está diciendo ya párale, estamos
calentando la atmósfera por arriba de los parámetros normales, se está
depredando; pero lo más importante es que estamos causando la desaparición de
especies que están junto a nosotros”, dijo.

Estos cambios,
agregó, suceden “sin darnos cuenta del desarrollo sostenido, estamos
entrando en una era en la que afortunadamente tenemos la posibilidad de
recapacitar o cambiar absolutamente nuestros paradigmas”.

En México,
dijo, nacen diariamente unos seis mil mexicanos, “es decir, mamíferos que
reclaman alimentos”, mientras que en el mundo, la población crece al ritmo
de alrededor de 250 mil personas cada día.

“Si no
cambiamos eso, este planeta para nosotros no tiene mucho futuro, la Tierra es
suficientemente inteligente para seguir sin nosotros”, afirmó.

Pues de dos mil
500 millones de personas que habitaban el planeta hace algunas décadas, en la
actualidad lo habitan unos seis mil 500 millones y en unos 30 años habrá nueve
mil millones, “nos estamos desparramando sobre las áreas naturales, si
tenemos dos hijos tenemos un equilibrio natural más equilibrado”.

Guerra
participó en la presentación del último número de la Revista UIC, de la Universidad
Intercontinental, que en su sexta edición, dedica sus páginas al tema del
calentamiento global.

Dirigida por
María Teresa Muñoz Sánchez, también titular del Instituto de Posgrado,
Investigación y Educación Continua de la universidad, la publicación cuenta en
su consejo de asesores con personajes como Juan Gelman, Evodio Escalante, Hugo
Gutiérrez Vega, Arnoldo Graus, Víctor Hugo Rascón Banda y Luis Ignacio Sáenz,
entre otros.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login