Dice próximo gobernador de NY que es hora de “volver a la normalidad”

Nueva York.- David Paterson, quien el próximo lunes
sustituirá a Eliot Spitzer como gobernador del estado de Nueva York, afirmó el
jueves que tras el escándalo sexual que le costó el puesto a su predecesor, el
estado “vuelve a la normalidad”.

Paterson, hasta ahora vicegobernador, asumirá su nuevo
cargo el próximo lunes, tal y como acordó la víspera con Spitzer,
convirtiéndose en el primer afroestadunidense en ser gobernador de Nueva York.

En una concurrida rueda de prensa en Albany, la capital
del estado, indicó que “estos han sido unos tristes días en la historia de
Nueva York, más tristes incluso para mí” y aprovechó para mandar todo su
ánimo a Spitzer, su mujer y sus tres hijas.

“Son momentos difíciles para ellos, están en mis
oraciones”, señaló Paterson, quien es parcialmente ciego (no ve con el ojo
izquierdo y tiene la visión limitada en el derecho, lo que le permite caminar
sin ayuda y reconocer las caras de la gente a corta distancia).

Pero Paterson -quien fue recibido con aplausos- quiso
pasar página, y en su intervención inicial, antes del turno de preguntas y respuestas,
afirmó que “es hora de volver a los asuntos del estado. Ahora tenemos que
poner a Nueva York de nuevo en marcha”.

Indicó que durante la transición fijada de cinco días,
todo sigue adelante, no se ha paralizado nada. Entre sus prioridades, destaca
cómo afrontar el déficit presupuestario de 4.4 mil millones de dólares que
arrastra el estado.

“Me siento como el alumno que va a tener el examen
final pero que no ha ido a ninguna clase”, indicó.

Más allá, y preguntado sobre la forma en que concibe la
gobernatura, en comparación con Spitzer, manifestó que su filosofía “es en
general la misma”. Los analistas le consideran, sin embargo, algo más
liberal que quien fuera su jefe y compañero del Partido Demócrata.

No obstante, afirmó que su estilo es diferente porque son
dos personas distintas, destacando el brillante expediente y currículum de
Spitzer.

Sobre la posibilidad de que el recién dimitido gobernador
pueda o deba enfrentar cargos judiciales por el escándalo de prostitución en el
que se ha visto envuelto, Paterson señaló que es algo que deben decidir los
fiscales que investigan el caso.

“Pero como he dicho antes, soy un muy buen amigo de
Spitzer y sé lo mucho que está sufriendo”, señaló.

Paterson tiene una larga trayectoria política local desde
que en 1985 fuera elegido senador en la legislatura de Nueva York en
representación del condado de Harlem, donde nació.

Este hombre ha sabido superar numerosos retos y
obstáculos a lo largo de su vida y de su carrera política. Antes de saltar a la
arena pública trabajó como fiscal.

En los últimos años, su proyección pública fue creciendo.
En 2002 fue elegido líder de la minoría demócrata en el senado local y en 2004
fue el primer ciego en intervenir en una convención nacional del partido
demócrata.

Durante su paso por el senado estatal de Nueva York,
Paterson llevó la batuta en temas importantes como aprobar una iniciativa que
daba mil millones de dólares para la investigación con células madre.

También luchó por dotar al estado de una política
energética alternativa y para frenar la violencia doméstica. Igualmente, y dada
su condición de nacimiento, es un defensor a nivel nacional de los derechos de
los discapacitados.

A pesar de que su cargo de vicegobernador es
tradicionalmente irrelevante, según analistas, siempre a la sombra de su jefe,
Paterson consiguió en poco más de un año estar muy presente en Albany, donde es
bien valorado.

Paterson se graduó por la prestigiosa Universidad de
Columbia, de la que es profesor asociado de la escuela de estudios internacionales,
y la Hofstra Law School.

El próximo gobernador vive en Harlem con su mujer
Michelle y sus dos hijos. Su padre fue un conocido político local.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login