México y Cuba establecen diálogo permanente en DDHH y normalizan relaciones

LA HABANA (AFP) – México y Cuba establecieron un diálogo permanente de derechos humanos, que en su primer contacto registró “un avance sustancial”, y normalizaron sus relaciones abriendo cauces para la cooperación y el comercio, dijo este viernes la canciller mexicana Patricia Espinosa.

“Tuvimos un diálogo muy productivo en materia de derechos humanos” que será “permanente” como parte del mecanismo de consultas políticas entre las cancillerías, reactivado tras su paralización 1998, dijo Espinosa al término de una visita a la isla.

En unas 30 horas de intensa agenda, Espinosa recompuso las relaciones bilaterales, sostuvo conversaciones con su homólogo Felipe Pérez Roque, y suscribió un acta de reactivación del mecanismo de consulta y la cooperación económica, social y política.

“México y Cuba han superado el enfrentamiento que tuvieron en el tema de los derechos humanos” y “las relaciones están plenamente normalizadas”, dijo el jueves Pérez Roque, quien visitará México en septiembre para entregar al presidente Felipe Calderón una invitación del nuevo mandatario, Raúl Castro, para visitar Cuba.

En esa visita, los cancilleres de ambos países suscribirán los instrumentos de un acuerdo migratorio que asegure un flujo “legal, seguro y ordenado”, que los expertos prepararán en abril.

Espinosa agradeció el compromiso del voto cubano a favor de México en las elecciones de octubre para miembro no permanente del Consejo de Seguridad y aseguró que de ser electo, México “contribuirá a transparentar” la labor de ese órgano para la región.

Añadió que la reactivación del grupo de trabajo contra el narcotráfico “es de gran importancia” para el gobierno de Calderón, empeñado en la lucha contra ese flagelo.

“Lo que estamos haciendo (México y Cuba) no es una vuelta al pasado, estamos construyendo hacia el futuro”, dijo la canciller.

Consultada sobre si los resultados de la visita tienen relación con el nuevo gobierno cubano de Raúl Castro, que sustituyó por enfermedad a su hermano Fidel, Espinosa dijo que “lo que hemos tratado de construir es una relación institucional, que vaya más allá de las personas”.

Se trata del “inicio de una nueva etapa en las relaciones sobre la base del derecho internacional y el trato amistoso y cordial”, agregó.

Según el comunicado, los cancilleres acordaron fortalecer los intercambios en “materia política, social, económica, comercial, financiera, educativa, científico-técnica, migratoria, y de salud”, y echar a andar mecanismos en “migración, narcotráfico, comercio y desarrollo industrial, transporte, agricultura y pesca, comercio exterior, turismo y salud”.

También saludaron el acuerdo entre el Banco Nacional de Cuba y el Banco Nacional de Comercio Exterior de México (Bancomext) para eliminar demandas en curso y reestructurar una deuda de 400 millones de dólares de Cuba pagaderos en 15 años, con 6% de interés y cinco años de gracia para el principal.

Desde la llegada al poder de Calderón, hace 15 meses, México ha buscado mejorar sus vínculos con Cuba, que fueron fluidos desde 1902 hasta la administración de Ernesto Zedillo (1994-2000), cuando se presentaron algunos tropiezos, y muy críticos durante el gobierno de Fox (2000-06).

You must be logged in to post a comment Login