Productores de pampa húmeda argentina vuelven a cortar rutas

BUENOS AIRES (AFP) – Agricultores de la pampa húmeda argentina volvieron el sábado a cortar rutas y organizar caravanas de tractores al norte de Buenos Aires, en el marco de una huelga que planean extender hasta el miércoles contra la política de precios del gobierno.

Centenares de productores agrícolas bloquearon el tránsito en la estratégica ruta 8, a 300 km al noroeste de Buenos Aires, en tanto otros grupos de huelguistas se manifestaron en la provincia de Santa Fe (centro-este).

“En estos momentos la producción de la carne y la leche no tiene rentabilidad. Si no hay rentabilidad, dejaremos el campo y nos iremos a trabajar a los pueblos”, denunció el sábado Néstor Roulet, uno de los líderes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

CRA, que nuclea a unos 100.000 agricultores medianos, es una de las mayores entidades en pie de guerra, junto con la Sociedad Rural (SR), que agrupa a los 10.000 empresarios más poderosos, y la Federación Agraria (FA), que congrega a unos 100.000 pequeños y medianos ruralistas.

El peligro de un nuevo aumento de precios de la carne, un alimento esencial en la mesa de los argentinos, o en todo caso un desabastecimiento, comenzaba a crecer este fin de semana, según fuentes de la Asociación de Carniceros minoristas.

El Gobierno anunció esta semana un duro aumento de impuestos a las principales exportaciones agrícolas, con el objetivo de frenar la inflación de precios internos de la canasta alimentaria básica y combatir la tendencia al monocultivo de soja.

Las entidades agropecuarias rechazaron en forma enérgica los incrementos impositivos por considerarlos abusivos y una medida fiscalista que apunta solamente a aumentar la recaudación.

En el caso de la soja, el principal producto de exportación del país, los tributos representan el 44% de su valor en el mercado mayorista.

Los agricultores iniciaron el jueves una huelga en la zona agropecuaria por excelencia, en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba (centro), hasta el miércoles venidero, en la víspera de los feriados de la Semana Santa.

La huelga es la más grande del campo desde las masivas protestas que sufrió el ex presidente peronista liberal Carlos Menem (1989-1999).

El gobierno peronista socialdemócrata de Cristina Kirchner sostiene que la inflación anual está por debajo del 10%, pero las consultoras económicas denuncian manipulación de cifras y aseguran que alcanza a más del doble.

You must be logged in to post a comment Login