Rescatan a joven mexicana de esclavitud sexual en Houston

Houston.- Agentes de la policía en Jacinto City, un
suburbio al oeste de Houston, rescataron a una adolescente mexicana que era
utilizada como esclava sexual por los líderes de una banda de traficantes de
indocumentados.

El rescate se dio luego que la víctima, de 16 años de
edad, usó un teléfono celular de uno de sus captores para llamar a la policía.

El jefe de la Policía de Jacinto City, Joe Ayala, informó
que la adolescente fue localizada encerrada en un cuarto sin ventanas donde era
obligada a permanecer desde hace dos meses.

La joven llamó primero a la policía el pasado 25 de
febrero al poder tener acceso a un teléfono celular de uno de sus captores.

En esa llamada, la adolescente denunció que estaba
retenida contra su voluntad y era utilizada como esclava sexual, pero no pudo
precisar a las autoridades dónde se encontraba.

La joven se mantuvo haciendo llamadas los días
posteriores, pero se veía forzada a colgar antes de que la policía pudiera
ubicarla.

Esta semana, la adolescente hizo más llamadas al número
de emergencia 911 usando el teléfono durante la madrugada y esta vez las autoridades
pudieron trazar las coordinadas para dar con la casa de donde procedían.

Ayala detalló que varios agentes fueron enviados al lugar
y en un principio dos hombres que respondieron a la puerta informaron que eran
las únicas personas que vivían ahí y que nadie más se encontraba en el lugar.

Luego, ambos reconocieron que había alguien más. La joven
fue encontrada en una recámara.

Los agentes aprehendieron en el sitio a Gregoria Salgado
Vázquez, de 58 años de edad, y a su hijo David Salazar, de 27. Cada uno de
ellos fue acusado de asalto sexual agravado de una menor y secuestro.

Los dos permanecen en la cárcel del condado de Harris
bajo una fianza de 400 mil dólares cada uno.

La adolescente informó a las autoridades que fue abusada
sexualmente por Salazar y otros en la casa en la que fue encontrada y en otros
lugares.

Ayala dijo que Salgado no permitía que la joven saliera
de la casa, la cual estaba equipada con barras de acero en todas las ventanas y
tres perros grandes en el patio.

La víctima también relató que fue golpeada con un cinto y
denunció que fue traída de contrabando a Estados Unidos hace dos meses sin que
su familia tuviera conocimiento de ello.

NOTIMEX/

You must be logged in to post a comment Login