Castro denuncia “estúpida intención” de involucrar a Cuba con las FARC

LA HABANA (AFP) – Fidel Castro denunció la “estúpida intención” de Estados Unidos de involucrar a Cuba con las FARC y acusó a ese país de pretender rearmar “el tinglado” luego de ser el “único perdedor” en la crisis diplomática entre Colombia y Ecuador, en un artículo distribuido este sábado.

“El imperio no se resigna a ser el único perdedor en la reunión del Grupo de Río celebrada en Santo Domingo el 7 de marzo”, dijo el líder cubano en la primera parte de “Sed de Sangre”, que será publicado el domingo en la prensa cubana.

En esa reunión del Grupo de Río quedó salvada la crisis generada por la entrada de tropas colombianas a territorio ecuatoriano, donde ultimaron al segundo jefe de las FARC, Raúl Reyes y sus acompañantes, entre ellos una decena de mexicanos.

Castro, quien declinó a la reelección presidencial a los 81 años por motivos de salud, señala que Washington “desea armar de nuevo el sangriento tinglado”, y para demostrarlo cita un artículo de un periódico de Miami que acusa al ingeniero cubano Mario Dagoberto Díaz Orgaz, de ser jefe de un grupo de apoyo a las FARC en México.

El diario también cita al médico cubano al médico cubano Emilio Muñoz Franco a quien pone “como pieza clave de una red de apoyo logístico a las FARC”, en el interior de Colombia.

“Muñoz Franco habría llevado a estudiantes cubanos de Medicina que cumplieron una pasantía en campamentos de las FARC entre el 2000 y el 2001”, dice el diario, en un párrafo citado por Castro.

Castro rechaza tajantemente los posibles vínculos de esas personas con Cuba.”Es clarísima la estúpida intención de mezclar cubanos en el asunto, aparte de la mentira sobre la imposible presencia de nuestros estudiantes de Medicina en esa distante selva colombiana”, añade.

El líder cubano deja abierta la posibilidad de que esas personas puedan existir, pero de ser así, serían emigrados. “Cuando un ingeniero o médico cubano abandona su país, es alguien que se marcha con los conocimientos que nuestro pueblo sufragó con grandes sacrificios”, señala.

En el artículo “es también un claro intento de justificar que entre las víctimas había jóvenes mexicanos que se entrevistaban con Reyes, por curiosidad o por las razones que fuesen”, dice Castro.

Y añade “pero no habían puesto bombas ni eran acreedores a ser asesinados por bombas yanquis mientras descansaban en la madrugada”.

You must be logged in to post a comment Login