Gran cruzada para vacunar a 10 millones de peruanos contra la hepatitis B

LIMA (AFP) – El gobierno peruano iniciará el 1 de abril una ambiciosa cruzada para vacunar a diez millones de personas de entre 2 y 19 años contra la hepatitis B, con mayor énfasis en poblaciones de la Amazonia, donde la enfermedad se puede convertir en una epidemia sin control.

El Ministerio de Salud, indicó que “de no cumplirse con esa meta, se corre el riesgo que unos cinco millones de peruanos queden expuestos al virus, con alto riesgo de contagio”.

Eduardo Berne, presidente del Comité Consultivo de la Estrategia Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, dijo a la AFP que para esta cruzada se invertirán unos 24 millones de dólares y se contará con la observación de especialistas de la Organización Mundial de la Salud.

“Uno de los grandes peligros de la enfermedad es que es trasmitida por vía placentaria (de madre a hijo), por lo que puede producir hasta un 90% de esos niños con el mal y desarrollar cirrosis hepática o cáncer en el futuro”, dijo.

Aseguró que es peor que el virus del sida, “porque se calcula que puede ser hasta 100 veces más contagiosa que el VIH”.

Berne informó que entre 2002 al 2006 se han diagnostica en Perú 16.385 casos con hepatitis B, siendo las regiones de Lima, Loreto, Cusco y Huánuco las de mayor número de personas infectadas.

“De las cinco formas de hepatitis, la B es la más peligrosa en el Perú y se presentan en la Amazonía y regiones que tienen ceja de selva”, agregó.

Cuando se vacuna contra la hepatitis B se protege contra la hepatitis D, “que es la más fatal y para cual no existe vacuna” específica, explicó el médico.

El galeno informó que para asegurarse contra el mal, las personas tendrán que recibir tres dosis.

La primera comenzará el 1 de abril y se aplicará durante ese mes, la segunda en junio y la última en octubre.

La hepatitis B es una enfermedad del hígado causada por el virus VHB, que hace que el hígado se inflame y deje de funcionar correctamente, lo que puede desembocar en cirrosis, cáncer, insuficiencia hepática y la muerte.

El mal se puede contraer por tener sexo con persona infectada sin usar preservativo, compartir agujas para inyectarse drogas, compartir el cepillo de dientes o máquina de afeitar con una persona infectada, entre otros.

Una mujer infectada también puede transmitirle el mal su bebé en el momento en que éste nace o por medio de la amamantación.

Los síntomas del mal son cansancio, náuseas, fiebre, pérdida de apetito, dolor de estómago, diarrea. Algunas personas presentan orina oscura, excremento de color claro, ojos de color amarillento, entre otros.

En Perú, la enfermedad estuvo a punto de causar en 2006 la extinción de las etnias candoshi y shapra, ubicadas en las márgenes de los ríos Morona y Pastaza, provincia del Alto Amazonas, frontera con Ecuador.

La intervención de una delegación de especialistas de UNICEF pudo frenar el mal luego de dos años de haber iniciado la vacunación de los recién nacidos, según informó la institución.

La estrategia de UNICEF para frenar la epidemia fue vacunar a los recién nacidos antes que cumplieran 24 horas, a fin de evitar la transmisión de la madre al niño.

El tratamiento se completó con otra tres dosis de vacuna antes de cumplir los seis meses de edad.

You must be logged in to post a comment Login