Semana Santa en Jerusalén con temores de bajo peregrinaje

Jerusalén.- La Semana Santa comienza en Jerusalén con temores de
que los enfrentamientos en la
Franja de Gaza, el atentado en esta ciudad de hace 10 días a
una escuela de rabinos y la muerte en Belén de un líder islámico, afecten el
turismo de peregrinos.

Fuentes del sector turístico israelí indican que
“cualquier tipo de violencia genera inmediatamente un efecto de
cancelaciones” y que después de la última operación israelí en Gaza y la
reanudación de los enfrentamientos se registraron numerosas cancelaciones.

“Después de la operación en Gaza vimos cancelaciones
en nuestra agencia pero no las suficientes para decidir si se trata de una cosa
aislada o de un fenómeno”, afirmó a Notimex un agente de viajes de Tel
Aviv que se dedica al sector del peregrinaje.

La operación, en la que murieron unas 120 personas en
Gaza, tuvo lugar a principios de marzo, y aunque en un principio se creyó que
se fraguaba una tregua con la ayuda de Egipto, los acontecimientos disiparon
esa creencia, al elevar la tensión por encima del promedio de los últimos meses.

El 6 de marzo un palestino de Jerusalén asesinó a ocho
estudiantes judíos en un colegio rabínico, a lo que siguió la muerte de cuatro
milicianos palestinos en Belén, entre ellos un líder de la Yihad Islámica, en
una operación de fuerzas especiales israelíes.

Según el agente de viajes “todo ha pasado demasiado
rápido este mismo mes por lo que es difícil saber el alcance de las
cancelaciones para Semana Santa porque los datos de todos los agentes no han
sido recolectados todavía por el Ministerio de Turismo”.

Las cancelaciones que se registraron por el momento son de
viajeros individuales, pero los peregrinos que vienen para la Pascua lo hacen en grupo y
mientras no termine el mes no se sabrá si hubo algún daño.

Los enfrentamientos en Gaza y los ataques en Jerusalén y
Belén se producen en un momento crítico para el turismo, ya que los meses de
marzo y abril son generalmente los más rentables debido a la celebración de la Semana Santa y del
Pésaj (la Pascua
judía).

Las estadísticas del Ministerio de Turismo revelan que en
abril de 2007 ingresaron en Israel 205 mil turistas, la mayoría peregrinos
judíos y cristianos, y que en todo el año hubo un ascenso de 25 por ciento en
el turismo respecto a 2006, hasta llegar a 2.3 millones.

El crecimiento se debe en gran medida a los numerosos
creyentes de países de Europa oriental que desde hace dos años visitan los
lugares santos, y a los que se ve deambular todo el año por Jerusalén y Belén,
así como Nazaret y otros lugares de la Galilea.

Generalmente ambas festividades coinciden en el calendario
pero este año, por ser bisiesto, se conmemoran una en marzo y otra en abril, lo
que ya de entrada reparte el peregrinaje entre ambos meses y dificulta aún más
las valoraciones sobre el impacto de la violencia en el turismo de esta
estación.

Las celebraciones de Semana Santa comienzan el domingo por
la tarde en Jerusalén con la
Procesión del Domingo de Ramos, a la que se espera asistan
miles de personas para acompañar al patriarca latino Michel Sabah, jefe de la Iglesia Católica,
desde la aldea de Betfagé a la
Ciudad Vieja de Jerusalén.

Recorrerán el mismo camino que hizo Jesús en su último
tramo hacia Jerusalén, a la que iba a advertir de que debía volver al camino de
Dios.

Jesús entró a Jerusalén por la Puerta Dorada, que
daba acceso al Templo, pero esa puerta está tapiada desde hace siglos y ahora
lo peregrinos lo hacen por la de los Leones.

La recuperación del Turismo en todo 2007, y en particular
en la última Navidad, cuando vinieron 194 mil turistas, hacía prever que Semana
Santa batiría un nuevo récord desde que estalló la Intifada de Al-Aksa en
2000.

Al estallar la revuelta palestina, todo el peregrinaje
desapareció y los únicos que participaban en los actos eran los palestinos
cristianos locales, unos 150 mil.

También en esa comunidad, minoría tanto en Israel como en
los territorios palestinos, ha

You must be logged in to post a comment Login