Confirman primera muerte por fiebre amarilla en Argentina

BUENOS AIRES (AFP) – El primer caso de muerte en Argentina por fiebre amarilla, epidémica en los países limítrofes de Paraguay y Brasil, se registró en la provincia de Misiones (noreste), donde la víctima fue un trabajador rural, informó este lunes el ministerio de Salud.

El diagnóstico fue confirmado por el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas ‘Julio Maiztegui’, que analizó las pruebas de sangre del fallecido, indicó la cartera de Salud en un comunicado de prensa.

La víctima fatal, identificada como Lorenzo Rodríguez, de 39 años, realizaba tareas rurales en la localidad de San Vicente, en una zona considerada de riesgo y murió el 12 de marzo.

Una hija adolescente del obrero rural también padece fiebre amarilla y se encuentra hospitalizada en la localidad misionera de Oberá “con buena evolución clínica”, según el parte oficial.

Rodríguez vivía en un apartado paraje rural de San Vicente, con sus cuatro hijos y su esposa, Marta Leal, quien aseguró a la prensa que su familia no se había vacunado porque desconocía la campaña de prevención hasta el lunes de la semana pasada.

Hasta ahora, los casos de fiebre amarilla confirmados suman cinco sobre 199 analizados con síntomas asociados a la enfermedad, en personas que circularon por esas zonas de riesgo, indicó la comunicación oficial.

El primer caso de fiebre amarilla en Argentina fue confirmado a inicios de marzo en un hombre de 24 años oriundo de San Vicente, quien ya fue dado de alta.

La muerte de Rodríguez alertó a las autoridades de la provincia limítrofe con Brasil y Paraguay, donde ya se produjeron al menos 19 y siete muertos, respectivamente.

El ministerio de Salud argentino recomendó la vacunación a los pobladores que viven en localidades fronterizas con Paraguay y Brasil, y a quienes necesiten viajar o transitar por esos lugares en razón de turismo o trabajo.

La cartera sanitaria reiteró este lunes las medidas de acción preventivas contra la enfermedad y ratificó el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica en todo el país, donde fueron distribuidas 1.100.000 dosis de la vacuna, en el marco del plan de prevención, según el comunicado.

La fiebre amarilla es una enfermedad infecciosa aguda de origen viral que se transmite con la picadura el mosquito Aedes aegypti y cuya gravedad depende de la situación física de la persona.

En Argentina no hay epidemia de fiebre amarilla desde 1871, cuando esta enfermedad afectó a Buenos Aires, en particular los barrios más pobres del sur de la capital, que por entonces contaba con unos 200.000 habitantes.

El saldo de la epidemia fue 13.614 muertos en pocas semanas, un 8% de ellos porteños y la mitad de ellos niños, según historiadores.

You must be logged in to post a comment Login