Ex esposa de Paul McCartney sufre un revés al publicarse juicio de divorcio

LONDRES (AFP) – La ex esposa del músico Paul McCartney, que recibirá 48,6 millones de dólares tras el acuerdo de divorcio alcanzado el lunes en Londres, sufrió el martes un revés, cuando el juez rechazó un recurso de apelación y afirmó que su testimonio había sido “impreciso” y “poco franco”.

Heather Mills, de 40 años, había apelado a la corte para que no publicara la resolución sobre el juicio de divorcio, pero el tribunal rechazó su reclamo, y publicó el martes la resolución y las consideraciones del juez Hugh Benett, que presidió la audiencia de divorcio.

El fallo de 58 páginas salió divulgado en la página de Internet www.judiciary.gov.uk.

La ex modelo, que ahora es una millonaria tras estar casada con el músico menos de cuatro años, no sólo recibió un tajante rechazo a su recurso para que el mundo no conociera las consideraciones del fallo sino que el juez juzgó negativamente su testimonio, elogiando en cambio la honestidad y seriedad del ex Beatle.

El testimonio de Mills fue “no sólo inconsistente e inexacto sino muy poco franco”, declaró el juez del Alto Tribunal de Inglaterra y Gales.

Por el contrario, el de McCartney “fue coherente, preciso e íntegro”, dijo el juez. El músico “se expresó moderadamente, aunque en ocasiones con un enojo justificable, si no ira”, agregó Bennett.

Mills, que sólo obtuvo una fracción de los 125 millones de libras (250 millones de dólares) de la fortuna del ex Beatle que había reclamado en los tribunales, se declaró “indignada” por la decisión del Tribunal de publicar las consideraciones del juez.

El lunes, tras la decisión del juez, Mills, que tiene una hija de cuatro años con el ex Beatle, se lanzó a despotricar frente a la Corte contra su ex marido, los abogados, el juez y el sistema legal británico.

En cambio, el cantante, compositor, músico, poeta y activista de 65 años, quien es una de las figuras más amadas por los británicos, dijo que no iba a comentar la decisión del juez y optó por mantener la misma discreción que ha mostrado a lo largo del proceso.

McCartney -que nunca ha dicho si se arrepiente de no haber firmado con Mills un acuerdo prenupcial, como le habían aconsejado algunos- es quien ha salido al parecer ganando, no sólo en términos financieros (por tener que pagar menos que lo que su ex esposa le reclamaba), sino de respeto, reputación y prestigio.

En cuanto a Mills, que se representó a sí misma en el proceso de divorcio, apareció el martes en todos los diarios británicos mostrando un rostro distorsionado por la ira.

You must be logged in to post a comment Login