Gobierno de Raúl Castro y emigrados cubanos buscan estrechar sus vínculos

LA HABANA (AFP) – Autoridades del gobierno de Cuba y representantes de emigrantes cubanos que se oponen al embargo de Estados Unidos, buscan en La Habana nuevas vías para fortalecer sus vínculos, en medio de expectativas por los cambios alentados por el presidente Raúl Castro.

La reunión de “Cubanos residentes en el exterior contra el bloqueo y el terrorismo”, se realiza desde este miércoles en medio de fuertes expectativas sobre cambios en las regulaciones migratorias de la isla, básicamente la eliminación del permiso de salida.

“Son temas que están bajo consideración”, pero “no quiero anticiparme sobre ese tema”, dijo el canciller Felipe Pérez Roque a la prensa tras instalar el evento, que sesionará hasta el viernes en el Hotel Nacional.

A la reunión asisten 129 emigrados que “por diferentes motivos” radican en 34 países, precisó el canciller.

“Este es un encuentro diferente a las tres conferencias de “La Nación y la Emigración”, añadió Pérez Roque, sin descartar que pueda ser el preámbulo para otra edición de ese evento que Cuba realizó en 1994, 1995 y 2004, en un proceso de acercamiento y diálogo con los emigrantes, sobre todo residentes en Estados Unidos.

“No está planteado convocar una nueva conferencia, pero no la excluimos, puede ser el resultado de estos debates”, declaró el ministro, al destacar que la reunión busca “intercambiar experiencias” y “mejorar los mecanismos de coordinación y comunicación” con la migración.

Raúl Castro, de 76 años y elegido el 24 de febrero sucesor de su hermano enfermo Fidel, ha llamado a eliminar “el exceso de prohibiciones y medidas legales”.

Entre ellas los cubanos esperan una mayor flexibilización de los trámites migratorios, que consideran costosos y muy lentos, y la eliminación de las restricciones sobre los viajes al exterior.

“Espero que de esa reunión salga alguna medida concreta, en el camino de eliminar regulaciones migratorias que fueron establecidas en una coyuntura y que hoy son absurdas”, declaró a la AFP Juan Bautista, un masajista y músico cubano que vive desde hace 10 años en Milán (Italia).

Bautista se queja en particular de los altos impuestos mensuales (40 euros) que pagan a Cuba sus hijos cuando lo visitan en Italia y del limitado tiempo que puede estar en la isla.

Salvador Morales, historiador cubano radicado en México desde 1993, opinó por su parte que “de estos encuentros siempre salen soluciones interesantes”, sin esperar “medidas espectaculares”.

En La Habana, el opositor y ex comandante guerrillero cubano Eloy Gutiérrez Menoyo, declaró a la AFP que la reunión “no es en sí un encuentro de emigrados”, porque en ella participan “pocas organizaciones del exilio” anticastrista.

“No es el evento que solía hacer Cuba (La Nación y la Emigración); si fuera ese encuentro podríamos mantener alguna expectativa, pero no”.

Cerca de un millón y medio de cubanos y sus descendientes viven en casi 60 países, la mayoría de ellos en Estados Unidos, y pese a la existencia de restricciones alrededor de un 20% visita la isla cada año, según cifras oficiales.

El canciller dijo que “el mayor obstáculo” en las relaciones entre el gobierno cubano y su emigración es la política de Estados Unidos hacia Cuba.

“No existen hoy problemas de fondo entre la nación y la inmensa mayoría de sus emigrados. El proceso de normalización de relaciones es continuo e irreversible”, dijo.

Ejemplificó al decir que más de 800.000 emigrados han realizado trámites en los consulados cubanos; 400.000 tienen normalizada su situación con la isla, y el pasado año 193.000 visitaron su país de origen, “nuevo récord histórico”.

You must be logged in to post a comment Login