Condado de Fairfax incrementaría impuesto para cubrir desajuste en educación

El sistema de Escuelas Públicas del condado de Fairfax, Virginia planea reducir el tiempo designado a algunos programas escolares para afrontar la escasez de fondos para el presente año fiscal.

Oficiales de ese sistema dijeron este miércoles que los cambios a los programas prodría significar un ahorro de cerca de 5 millones de dólares.

Uno de los cambios sería en las clases de verano, por ejemplo, donde los estudiantes de primaria y educación media solamente recibirían tres semanas de clases en lugar de un mes para el que está progamado.

También se podría ver reducido el número de estudiantes que se inscriben a esos programas especiales de un total de 27 mil a solamente 17 mil, en parte porque la Junta de Supervisores del condado está sugiriendo rendir más con menos fondos, debido a la baja recolección de impuestos por parte de los contribuyentes.

Miembros de la Junta Escolar temen que las drásticas medidas con fines de ahorrar, como aumentar el número de estudiantes por clase o recortar el tiempo a programas especializados, podría derivar a que familias de altos ingresos económicos retiren a sus hijos del sistema de escuelas públicas, pronosticó Phil Niedzielski-Eichner según reportó el periódico Fairfax Times.

Niedzielski-Eichner y encargados del presupuesto escolar del condado se reunieron la semana pasada con la Junta de Supervisores (Gobierno local) para tratar de mantener la misma suma asignada para este año fiscal, que asciende a la suma de 2 mil 300 millones de dólares, de los cuales al condado le toca desembolsar 1.65 mil millones.

La medida que la Junta de Supervisores considera viable es incrementar el impuesto a los bienes raíces, para reunir los 64 millones de dólares que el sistema escolar necesita cubrir, que incluye la construcción y remodelación de varias instalaciones escolares.

El superintendente Jack Dale propuso aumentar ligeramente los fondos para el sistema escolar, pero su propuesta de hacer un recargo por las pruebas académicas y otros servicios así como recortar posiciones para profesores asistentes, resultó una medida impopular entre los padres de familia y los maestros.

La Junta Escolar, dijo Niedzielski-Eichner, llegó a un consenso que los recortes sugeridos era una medida muy extrema y decidieron no ponerla en práctica.

El sistema de Escuelas Públicas del condado de Fairfax cuenta con una población de más de 160 mil estudiantes y es el más grande de toda la región metropolitana de Washington.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login