Cuenca y Lanús repiten empate en el Grupo 2 de la Libertadores

CUENCA, Ecuador (AFP) – El ecuatoriano Deportivo Cuenca y el argentino Lanús, que en el duelo de ida igualaron 0-0, empataron 1-1 (parcial 0-1) en la revancha que jugaron este jueves en la ciudad andina de Cuenca, por la cuarta fecha del Grupo 2 de la Copa Libertadores de América-2008.

Los goles fueron convertidos por el argentino Sebastián Salomón (8 minutos) para Lanús y el ecuatoriano Jhon García (70) para el Cuenca.

Con el empate, Lanús perdió la primera posición de la llave que se adjudicó desde el arranque al sumar 6 puntos y +2 goles de diferencia cuando el también argentino Estudiantes acumuló 7 unidades, al derrotar (2-0) al uruguayo Danubio hace dos días en La Plata, para emerger como el nuevo líder.

El Cuenca quedó en la tercera posición (con 6 y +1) y Danubio último (1 y -5).

A pesar de la altura cuencana (a unos 2.500 metros), el elenco visitante echó toda la carne al asador y desde el primer segundo atacó con insistencia para tratar de abatir el arco de Javier Klimowicz (de origen argentino).

La presión surtió efecto hacia los ocho minutos, cuando un mal rechazo cuencano permitió a Salomón conectar un misilazo cruzado de media distancia que penetró entre la defensa y fue a parar en el fondo de la valla.

Klimowicz, quien ha integrado la selección de Ecuador para las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Sudáfrica-2010, no pudo hacer nada para evitar el gol debido a que el rumbo de la pelota cambió al rozar en uno de sus compañeros.

Una vez que Cuenca pisó al acelerador de manera desesperada, el ecuatoriano García -quien a los 60 reemplazó al volante argentino Federico Barrionuevo- logró igualar 1-1 el partido mediante un tiro libre directo cobrado a los 70 desde la media luna.

La anotación surgió de una falta de Rodolfo Graieb, quien para bloquear una amenaza cuencana derribó a un rival a centímetros del área penal.

Lanús se había puesto en ventaja parcial al minuto de que el árbitro brasileño Salvio Fagundes anulara un tanto de cabeza del argentino Javier Toledo, delantero del vicecampeón ecuatoriano, a pretexto de una posición adelantada que para los comentaristas ecuatorianos nunca existió.

Los zagueros del Cuenca cometieron algunos errores durante el cotejo que pusieron en riesgo su arco, como a los 32 minutos, cuando Klimowicz logró impedir que el esférico se encajara tras un disparo de Agustín Pelletieri.

Las dos escuadras, que el jueves probaron en numerosas ocasiones con tiros de media distancia que pusieron a temblar a los guardametas, ya midieron fuerzas el 13 de marzo en el estadio de Lanús, en la periferia sur bonaerense, repartiéndose un punto cada uno al quedar 0-0.

La ofensiva del Cuenca estuvo manejada por los argentinos Germán Castillo (volante), Mauricio Ferradas y Toledo (arietes), quienes crearon peligro frente a la cabaña protegida por Gustavo Bossio, pero sin la fuerza para el puntillazo.

Castillo estuvo a un paso de marcar el empate a los 55, cuando se infiltró por la banda derecha y elevó la pelota casi pegado a la última línea, pero el envío pegó encima del horizontal.

El mediocampista repitió a los 57, y a partir de entonces Bossio se convirtió en la figura del Lanús al ahogar varios gritos de gol, entre ellos de Toledo.

En la quinta fecha, Danubio -que está al filo de la eliminación- recibirá al Cuenca el 27 de marzo en Montevideo y Lanús a Estudiantes el 2 de abril.

You must be logged in to post a comment Login