Escándalo de pasaportes alcanza a Obama, Clinton y McCain

El escándalo de la revisión ilegal de pasaportes por personal del Departamento de Estado alcanza ya a los tres precandidatos presidenciales estadounidenses, los demócratas Barack Obama y Hillary Clinton, y el republicano John McCain.

El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, confirmó en rueda de prensa que el archivo del pasaporte de Obama no fue el único examinado sin autorización, ya que incidentes similares se registraron con los de McCain y Clinton.

De acuerdo con McCormack, el archivo de McCain fue revisado por los mismos tres contratistas sancionados por una acción idéntica en el caso de Obama, mientras otro empleado que se encontraba en fase de entrenamiento revisó los registros de Clinton.

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, se comunicó con los aspirantes para ofrecerles disculpas por la violación de las reglas de privacidad de los expedientes, aunque aún no está claro a qué tipo de información detallada tuvieron acceso los tres contratistas.

“Le dije que lo sentía y que yo misma estoy muy perturbada. Nadie de nosotros desea una situación en la se revisen sin autorización los archivos de un pasaporte estadounidense”, señaló Rice.

Dos de ellos fueron despedidos y uno disciplinado, pero el Departamento de Estado no ha dado a conocer sus nombres.

El escándalo se desató el jueves cuando el diario The Washington Times reveló que tres empleados del Departamento de Estado usaron su acceso a la red informática de la sección de Asuntos Consulares del para leer la solicitud de pasaporte de Obama.

Los datos objeto de la curiosidad de los tres empleados, y cuyo acceso fue detectado por un sistema especial de supervisión, incluyen el lugar y fecha de nacimiento, dirección electrónica, número de Seguridad Social, nombres anteriores y planes de viaje.

“Vamos a hacer una investigación completa y esa investigación va a ser conducida por el Inspector General en el Departamento de Estado”, dijo McCormack.

Un caso similar afectó en 1992 al entonces candidato presidencial William Clinton, de quien surgieron versiones que había intentado renunciar a su ciudadanía para evitar cumplir con el servicio militar mientras estudiaba en Oxford, recordó el rotativo.

Analistas señalaron que la investigación en archivos es usual durante las campañas electorales, aunque en este caso no se ha comprobado si hubo motivaciones políticas.

El Departamento de Estado afirmó que se asegurará que haya salvaguardas adicionales para evitar que se repitan las violaciones a la seguridad.

Un caso similar afectó en 1992 al entonces candidato presidencial William Clinton, de quien se rumoraba intentó renunciar a su ciudadanía para evitar cumplir con el servicio militar mientras estudiaba en Oxford, recordó el rotativo.

Analistas han señalado que la investigación en archivos es usual durante las campañas electorales, aunque en este caso no se ha comprobado si hubo motivaciones políticas.

Rice aseguró que hará lo necesario para que el incidente no se repita y lamentó no haber sido informada de inmediato. “No era de mi conocimiento”, señaló.

“Queremos tomar todas las medidas para asegurarnos que no ocurra otra vez”, puntualizó.

El virtual candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, John McCain, afirmó que es necesaria “una investigación profunda”.

La violación cometida por empleados del Departamento estadounidense de Estado “merece excusas y una investigación profunda que yo creo que se va a realizar”, declaró McCain a la prensa, tras mantener una reunión de unos 45 minutos con el presidente francés Nicolas Sarkozy.

“Estados Unidos valora al más alto nivel el derecho a que se respete la vida privada de cada persona y necesariamente deberá haber una reparación”, insistió.

Al momento de hacer la declaración, McCain sólo se refirió al caso de Obama, debido a que aún no se sabía que su pasaporte y el de la otra precandidata demócrata a la Presidencia, Hillary Clinton, también fueron revisados ilegalmente.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login