Raúl Castro cumple un mes de gobierno en Cuba sin concretar cambios

LA HABANA (AFP) – Raúl Castro cumple el lunes un mes en la presidencia de Cuba sin que su gobierno haya anunciado públicamente medidas de cambio, pero buena parte de la población mantiene las expectativas de que su vida mejore.

Especialistas y diplomáticos escrutan la realidad buscando signos de cambios que, alentados por Raúl desde julio de 2007, no acaban de aparecer, más allá de rumores, documentos internos, o medidas en curso atribuidas ahora al ambiente de reformas.

“Las expectativas continúan, pero realmente en estos 30 días pudo haber algún tipo de medida concreta”, señaló a AFP el economista disidente Oscar Espinosa Chepe, uno de los 75 opositores encarcelados en 2003, y excarcelado por problemas de salud.

“En su opinión “es muy poco, muy poco lo que se ha hecho este mes, realmente esperábamos más”.

Raúl, quien sustituyó a su hermano Fidel durante 19 meses en la presidencia por una grave crisis de salud, llamó a hacer cambios incluso “estructurales” para “perfeccionar” el socialismo, y a anular el exceso de prohibiciones que pesan sobre la ciudadanía.

Pero el 24 de febrero, al ser electo presidente por el Parlamento, Raúl moderó las expectativas, llamó al realismo, descartó evaluaciones inmediatas de la moneda nacional y de desaparición de la doble circulación monetaria, así como postergó para fines de año la restructuración del aparato de gobierno.

“En relación con las dificultades que el país enfrenta en el plano interno, la determinación de las prioridades y el ritmo de su solución partirá invariablemente de los recursos disponibles y del análisis profundo, racional y colegiado”, dijo Raúl, al anunciar el levantamiento de algunas prohibiciones en “las próximas semanas”.

Esas prohibiciones son relativas a ventas de equipos (computadoras, equipos de video, hornos micro-ondas), trámites migratorios, la compraventa de autos y el hospedaje de cubanos en hoteles, entre otras.

En ese sentido, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, única) orientó a sus a afiliados a estudiar ese discurso “por su significado y las orientaciones a corto, mediano y largo plazos que traza” y propiciar “el debate con los trabajadores”.

“No creo que las transformaciones puedan hacerse con el actual aparato de gobierno, que no tiene la velocidad ni la visualidad política para enfrentar los cambios”, dijo a la AFP un académico de 58 años.

Sin embargo, la gente en la calle sigue esperando medidas que mejoren su vida, sobre lo cual reconocen ya algunos avances, como el mejoramiento del transporte público en La Habana y otras capitales de provincia, la reparación de calles.

También las millonarias inversiones realizadas para resolver el problema del agua corriente en Holguín y Santiago de Cuba, ambas en el este del país.

Por otro lado, se sigue con más interés el trabajo de la prensa, que en una cuerda crítica, hace ya algún tiempo refleja los problemas de la vida cotidiana.

Tanto Fidel, asesor del Gobierno por aclamación Parlamentaria, como el equipo encabezado por Raúl, han trazado públicamente su estrategia de cambios “paso a paso”, estimulando la iniciativa local “efectiva y viable en muchas cuestiones”, pues dicen, existen más variantes que la de un juego de ajedrez.

Al cumplirse el primer mes del gobierno de Raúl, muy pocos esperan que se dicte el tradicional paquete de medidas, como se hizo en 1994, por el contario, existe el consenso de que se tratará de una sumatoria de pequeños cambios, que muchas veces no son destacados por la prensa.

You must be logged in to post a comment Login