Alta criminalidad en Venezuela tras ruptura de pacto social

Por Rodolfo Rivera

Caracas.- La ruptura del pacto social y la carencia de políticas de seguridad por parte del gobierno venezolano permitieron que el número de homicidios en el país aumentara más del triple en la última década, afirmó un experto local.

En diálogo con Notimex, el sociólogo Roberto Briceño dijo que “el quiebre del pacto social, la dificultad de gobernabilidad y la carencia de políticas del gobierno, causó esta situación” de aumento de la criminalidad.

El también director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) recordó que “en el mundo hay una explicación clásica para el aumento de la criminalidad”, que tiene que ver con condiciones sociales, el nivel de desocupación, la desigualdad y la carencia de dinero.

Pero la explicación particular de Venezuela, además de los motivos anteriores, es que “en el país hay políticas generales de elogio a la violencia y a los violentos”, aseveró Briceño.

Aunque cifras oficiales consignan un total de 87 mil 685 homicidios en la última década en Venezuela, “las cuentas no dulcificadas hablan de 128 mil crímenes”, lo cual convierte a Venezuela en una de las naciones más violentas de la región.

Briceño advirtió que estudios del OVV, entidad privada con la que colaboran cuatro universidades del país, muestran “cifras desoladoras” en cuanto al índice de criminalidad en Venezuela.

En 1998, el año en que el presidente Hugo Chávez ganó sus primeras elecciones, se cometieron cuatro mil 550 homicidios. El año pasado fueron 13 mil 200. En 10 años se han triplicado las cifras, detalló.

El también director del Laboratorio de Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela (UCV) comentó que entre el 80 y el 90 por ciento de las muertes violentas se producen en los barrios más pobres del país sudamericano.

Indicó que más de 150 mil personas quedaron con lesiones permanentes el año pasado. En su mayoría, las víctimas fueron jóvenes de entre 15 y 30 años, quienes en buena parte suelen sufrir lesiones medulares que los dejan parapléjicos de por vida”.

“El problema de los homicidios no se puede medir sólo por el número de personas fallecidas. El tema tiene otras implicaciones que afectan a una sociedad, como los daños sicológicos y los años de vida saludables perdidos por cada lesionado de la violencia”, acotó.

Briceño advirtió que “en este caso ya no se trata de un problema de mortalidad sino de morbilidad. La población joven está perdiendo años de vida saludables por la violencia y a ello hay que sumarle el daño que eso le produce a su entorno”.

El catedrático universitario sentenció que, en 10 años, “pasamos a ser el país con la más alta violencia de América Latina, incluso más que Colombia, país que tiende a bajar la incidencia delictiva”.

“Si damos por cierto los datos del gobierno en que ha disminuido la desigualdad y el desempleo y ha aumentado el ingreso per cápita, los homicidios deberían haber descendido, y esto no sucede en Venezuela. Lo contrario, han aumentado más que en otros países”, enfatizó.

“La única política que tuvo el gobierno fue la de no reprimir, y fue hasta enero de este año, pero en el resto ha tenido políticas contradictorias: un ministro habla de desarmar al país, mientras que otro habla de armarlo”.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Tarek El Aissami, afirmó esta semana que gracias a un nuevo programa de seguridad, en el área metropolitana de Caracas los homicidios disminuyeron un 68.7 por ciento entre enero y febrero pasados.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login