Chávez y Lula analizarán propuesta de Consejo de Seguridad Sudamericano

CARACAS (AFP) – Los presidentes venezolano Hugo Chávez y brasileño Luiz Inacio Lula da Silva revisarán esta semana en Pernambuco (noreste de Brasil) sus proyectos bilaterales y una propuesta de Lula de crear un Consejo de Seguridad sudamericano, lanzada durante la reciente crisis andina.

Chávez, cuya visita se extenderá entre los próximos miércoles y viernes, planea visitar con Lula la refinería que una empresa mixta integrada por las estatales Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Petrobras construye desde 2005 en Pernambuco.

La empresa mixta, 60% de Petrobras y 40% de PDVSA, operará con personal de ambas naciones y una vez terminada la refinería tendrá una capacidad de procesamiento de 200.000 barriles diarios de petróleo, según las autoridades.

Otro asunto pendiente es la adhesión plena de Venezuela al Mercosur, a la espera de la aprobación del Senado de Brasil y de Paraguay, luego de que su ingreso fue acordado por los presidentes en 2006.

Brasil es el tercer socio comercial de Venezuela, después de Estados Unidos y Colombia, con un intercambio de más de 4.000 millones de dólares en 2007, y tiene también acuerdos para la cuantificación de reservas y la extracción y mejoramiento de crudos en la faja venezolana del Orinoco.

Para preparar esta visita, el asesor presidencial brasileño Marco Aurelio García se reunió la semana pasada en Caracas con Chávez.

Brasil ha propuesto crear un Consejo de Seguridad Sudamericano que serviría para centralizar la producción, capacitación y consumo en defensa, según el ministro brasileño Nelson Jobim, y que también se constituiría en una instancia para tratar los temas de defensa y evitar los conflictos en la región.

“El punto fundamental en la agenda es el de pasar revista a los acuerdos comerciales y a la construcción de la refinería. Pero detrás están los temas políticos que preocupan al presidente Chávez”, opinó el profesor de relaciones internacional de la Universidad Católica, Adolfo Salgueiro.

Para Salgueiro, ha habido en los últimos tiempos un “evidente alejamiento político de Lula”, que ha tratado de tener un papel más bien de árbitro, especialmente en la crisis diplomática que llevó a la ruptura de la relaciones entre Ecuador y Colombia, y que implicó también a Venezuela.

“El tema de un Consejo de Seguridad Sudamericano es importante, no por lo que puedan hacer los ejércitos en sí, sino por la misma iniciativa de tener una instancia en la que se puedan discutir los temas de defensa fuera del contexto de la Organización de Estados Americanos y de las Naciones Unidas”, dijo Salgueiro a la AFP.

Sobre ese punto, María Teresa Romero, profesora de relaciones internacionales en la Universidad Central de Venezuela, destacó que Lula “ha querido jugar una posición importante en la crisis andina”.

“Brasil trató de mantener una posición neutra y presentó la propuesta para crear un Consejo de Seguridad de América del Sur. Con esa carta juega al acercamiento con Venezuela y a la vez se presenta como interlocutor importante entre la región y Estados Unidos”, comentó Romero, al evocar la visita a ese país poco después de la crisis andina de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice.

Sobre la adhesión de Venezuela al Mercosur, Salgueiro indicó que “está en manos del Senado brasileño. El presidente Lula ha hecho todo lo que puede hacer el Ejecutivo”, aunque considera que “a la larga Venezuela será aceptada”.

“El Senado brasileño está sujeto a presiones, primero de parte de Lula, y luego del estamento industrial brasileño, que tendría mayores facilidades para exportar”, explicó.

Venezuela solicitó su adhesión al Mercosur luego de renunciar a la Comunidad Andina, de la que era miembro fundador, por oponerse a los tratados de libre comercio firmados por Colombia y Perú con Estados Unidos.

Los presidentes de Venezuela y Brasil intercambian visitas trimestrales. La más reciente fue la realizada por Lula a Caracas el pasad

You must be logged in to post a comment Login