Dirigentes cubanos reclaman un periodismo crítico

Por Francisco Ramírez

La Habana.- Con las consignas de hacer un periodismo más crítico y “mover el panorama de las ideas”, altos cargos del gobernante Partido Comunista (PCC) están sacudiendo la extrema cautela de varias décadas de la prensa cubana.

La Revolución cubana necesita de un periodismo analítico e investigativo, que posibilite la solución de temas medulares de la sociedad, afirmó en fecha reciente el jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del PCC, Rolando Alfonso Borges.

En la ciudad oriental de Holguín, Borges llamó a los profesionales del sector a realizar un periodismo más crítico en la nación caribeña, donde toda la prensa se encuentra bajo control del Estado, excepto algunas publicaciones católicas.

Al visitar los principales medios de difusión de esa región, dijo que en estos tiempos es preciso hacer énfasis en los problemas reales existentes en la sociedad.

En la provincia también oriental de Las Tunas, Borges dijo que la población reclama una prensa que refleje el quehacer diario de forma más objetiva, que le ayude a conducir las acciones y abra caminos para la comprensión de los problemas políticos, económicos y sociales.

En Las Tunas se realizaron los actos centrales por el Día de la Prensa cubana el 14 de marzo, fecha escogida en homenaje a la primera edición del periódico Patria, fundado por el Héroe Nacional José Martí hace 116 años en la ciudad de Nueva York.

Por su parte, el jefe del Departamento de Cultura del Comité Central del PCC, Eliades Acosta, señaló que el reto de la prensa cubana es “mover el panorama de las ideas” en función de la política del gobierno de Estados Unidos hacia Cuba.

Tal reto necesita de conciencia y preparación de toda la prensa en la isla, donde todavía no se alcanza el nivel de trabajo simbólico, ni claridad en la fuerza de las imágenes, expresó en reunión con trabajadores de la centenaria revista Bohemia.

“Quien quiera pulsar la historia de la Cuba actual, deberá beber de la fuente de Bohemia”, aseguró el ensayista e historiador, quien confesó haber recorrido la colección completa en los años en que fue director de la Biblioteca Nacional José Martí.

Las declaraciones de ambos funcionarios han coincidido con algunos ligeros cambios en los temas que publican los diarios oficiales Granma y Juventud Rebelde en sus secciones de cartas de los lectores, que no constituyen una novedad.

“Abrecartas”, “Acuse de recibo” y otras secciones de cartas de los lectores, que existen desde hace décadas, han incorporado temas de más actualidad, a partir del llamado del presidente Raúl Castro a exponer los principales problemas del país para buscarles solución.

Esas secciones han reproducido a lo largo de años quejas de lectores sobre derrames de residuos contaminantes, roturas de calles, trabas burocráticas, extravíos de bultos postales, maltrato de empleados al público y otros.

Tal vez la mayor novedad la marcó Granma, cuando el viernes incorporó a sus temas el debate sobre la “doble moneda” (pesos comunes y convertibles) que circulan en Cuba y distorsionan tanto la economía del país como la familiar.

El periódico, que ahora los viernes amplió sus páginas, publicó en su sección “Cartas a la Dirección” criterios de lectores que llegaron a pedir la eliminación de la dualidad monetaria, aunque otros reconocieron que ello requería mayores estudios.

Según el vocero oficial, “la correspondencia se multiplicó en los últimos días con llamadas telefónicas, cartas y mensajes electrónicos de muchos lectores” en torno al tema de la circulación de los pesos cubanos y los llamados pesos convertibles.

El primero, con el que se pagan los salarios estatales y los principales servicios del país, algunos subsidiados como la canasta básica, se cotiza en 24 unidades por peso “convertible” (CUC, una divisa local con patrón de referencia del dólar).

Hasta ahora, las secciones de cartas del público se han abstenido de publicar otros temas que también preocupan a la población y que van tomando cuerpo incluso en alusiones de las propias autoridades.

Entre ellas, catalogadas como “prohibiciones obsoletas”, figuran la restricción al hospedaje de cubanos en hoteles, el llamado permiso para viajar al extranjero, la limitación de acceso a internet y la prohibición de vender casas o automóviles propios.

Pero es probable que algunos de estos temas puedan ser reflejados a partir de un llamado de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, única) a analizar el discurso de Raúl Castro el pasado 24 de febrero al asumir como presidente del Consejo de Estado.

El hermano menor del líder cubano Fidel Castro, quien cayó enfermo a finales de julio de 2006, anunció que se estudia la eliminación de algunas de “las más sencillas” de tales prohibiciones.

En todo caso, analistas recordaron que Granma advirtió sobre que la población piense que tantas expectativas puedan tener solución inmediata y renovó un llamado a garantizar el aumento de la productividad y el ahorro.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login