Miles de manifestantes piden acelerar juicios contra represores en Argentina

BUENOS AIRES (AFP) – Encabezados por las Abuelas y las Madres de Plaza de Mayo, miles de manifestantes reclamaron este lunes, a 32 años del golpe de Estado que instauró la dictadura en Argentina, que se aceleren los juicios contra los responsables de crímenes de lesa humanidad cometidos en ese período.

“Los juicios por los que luchamos desde hace 30 años comienzan a ser una realidad, pero lentamente el pueblo se queda sin justicia”, señalaron los organismos de derechos humanos en un documento conjunto leído en la Plaza de Mayo, en el principal de los actos conmemorativos de la fecha.

En particular, exigieron que “los jueces cómplices de la Cámara de Casación Penal dejen de ‘cajonear’ las causas”, según dice el documento que cosechó las firmas de unas trescientas organizaciones de derechos humanos, sociales, políticas, culturales y religiosas.

“Las quejas son justas”, admitió ante la prensa local el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde.

“Se han perdido casi 30 años y ahora lo que tenemos que hacer todos es buscar los caminos para contribuir a que se aceleren los juicios, sabiendo de todos modos que -a pesar de que han pasado tantos años- es preferible una justicia tardía a una injusticia eterna”, sostuvo.

El funcionario estuvo en la plaza de Mayo, después de presidir por la mañana un acto en la antigua Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), otrora el mayor centro clandestino de detención y ejecución de prisioneros, y futuro museo.

La ceremonia en la ESMA, que incluyó un oficio interreligioso a cargo de un dignatario católico, uno judío y uno protestante, fue en homenaje a “los hombres, mujeres y niños que fueron víctimas del terrorismo de Estado”, de los cuales unos 5.000 estuvieron en la ESMA y sólo un centenar sobrevivió.

Las organizaciones de derechos humanos calculan en 30.000 el total de víctimas de la dictadura.

“Treinta años es una barbaridad para esperar justicia”, dijo Estela Barnes de Carlotto, presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo, la entidad que busca a medio millar de niños secuestrados con sus padres o nacidos en cautiverio cuya identidad fue cambiada por sus apropiadores.

La presidenta Cristina Kirchner, quien no participó en los actos, reclamó el 1 de marzo al inaugurar el año parlamentario que las causas por la dictadura concluyan durante su mandato, que finaliza en 2011.

La Justicia lleva unos 200 procesos contra alrededor de mil militares y ex agentes de seguridad. El juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni consideró hace unos días que efectivamente la mayoría de ellos, no todos, terminarán antes de 2011.

You must be logged in to post a comment Login