Piden en Maryland legalización y acceso a educación superior

Un año después de haber finalizado la escuela secundaria la estudiante guatemalteca Jennifer Miranda todavía sigue “acariciando el sueño” de ingresar a la universidad pero no puede aunque quiera porque no cuenta con los fondos suficientes.

“Desde entonces estoy ahorrando con lo que me pagan en mi trabajo para ver si puedo inscribir algunas materias este año, pero todavía no estoy segura porque las cuotas son muy elevadas y todavía no tengo cómo pagar”, apuntó Miranda quien se graduó con un puntaje académico de 3.7 de un total de 4.0.

Miranda y decenas de otros estudiantes de secundaria y universitarios protestaron este lunes en las instalaciones de la Universidad de Maryland en College Park, para demandar acceso a la educación universitaria y legalización de un programa especial para estudiantes que carecen de documentos migratorios.

Según Ricardo Flores dirigente del Centro Latinoamericano de la Juventud la protesta la hicieron en la Universidad de Maryland porque “los dirigentes tienen la autoridad para decidir cuánto pueden pagar los estudiantes en concepto de colegiatura”.

En estos momentos hay dos proyectos de ley en la Asamblea General de Maryland (SB 591 y HB 1236), que tratan sobre la matrícula estatal para estudiantes que no tienen documentos.

Según expertos de ser aprobadas esas leyes perimitirían que los estudiantes que han inmigrado a este país y que se hayan graduado de escuelas secundarias en el estado y paguen impuestos podrán registrarse como estudiantes locales y pagar cuotas diferenciadas.

En la actualidad los estudiantes aunque hayan permanecido en este país por varios años tienen que pagar como foráneos, lo que equivale a pagar casi tres veces de lo que paga en colegiatura un estudiante que cuenta con sus documentos en regla.

Estudiantes como Miranda son considerados como “fuera del estado”, por tal motivo no califican para préstamos ni becas gubernamentales o privadas, ni tienen posibilidades de acceder a la educación superior.

Voceros de Casa de Maryland señalan que en el Congreso estadounidense existe el proyecto de ley “Dream” que permitiría un camino a la legalización para estudiantes indocumentados sobresalientes que han llegado al país a temprana edad.

“Pero de acuerdo con la legalización vigente, es casi imposible que estos jóvenes puedan regularizar su estatus, a pesar de que muchos de ellos tienen poca o ninguna conexión con sus países de origen”, puntualizaron.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login