Violencia en Irak deja más de 60 muerto y 80 heridos

Madrid.- Al menos 64 personas murieron y otras 80 resultaron heridas el domingo, en diversos atentados de la insurgencia iraquí en Bagdad y la norteña ciudad de Mosul, y por ataques de la aviación estadounidense en la central provincia de Diyala.

En el hecho más grave de la jornada, varios cohetes se impactaron esta mañana en varios puntos de la capital iraquí, principalmente en el noreste y la fortificada Zona Verde, donde se encuentran la sede del gobierno iraquí y las embajadas extranjeras.

Entre 10 y 12 proyectiles cayeron durante las primeras horas de este domingo en diversos puntos de la que se considera la zona más protegida de Bagdad, causando la muerte de al menos 18 civiles y una decena de heridos.

Los ataque pudieron ser una respuesta a los ataques que lanzó el ejército estadounidense contra supuestos bastiones insurgentes en la vecina provincia de Diyala, donde al menos 12 personas perecieron, en su mayoría mujeres y niños, y cinco resultaron heridas.

Horas después, hombres armados abrieron fuego contra varias personas que transitaban por un área comercial del barrio Zafaraniya, causando la muerte a siete civiles e hiriendo a otras 16, según un reporte preliminar del ministerio iraquí del Interior.

Casi de manera simultánea, un coche bomba explotó en el barrio chiita de Sholla, provocando la muerte instantánea de cinco civiles, mientras que el distrito de Kamaliya cinco personas más perecieron y ocho resultaron heridas por la caída de un proyectil.

En tanto, en la norteña ciudad de Mosul, 13 militares perdieron la vida y otros 40 resultaron heridos por la explosión de un camión bomba, conducido por un suicida, que intentó ingresar a un cuartel del Ejército en la zona de Al Haramat, oeste de la ciudad.

En un hecho similar, la explosión de una bomba al paso de una caravana del ejército cerca de la localidad de Kirkuk, ubicada unos 255 kilómetros al norte de Bagdad, ocasionó que cuatro militares fallecieran, entre ellos un oficial del ejército.

En Baquba, al este de la capital iraquí, un responsable de la policía murió esta mañana en una emboscada de un grupo de hombres armados en el centro de la ciudad.

La nueva espiral de violencia ocurre meses después de aparente calma y en el marco del quinto aniversario del inicio de la guerra en Irak, que ha cobrado a Estados Unidos más de 600 mil millones de dólares y cerca de cuatro mil soldados muertos.

Fuentes legislativas estadounidenses han señalado que en la guerra en Irak han muerto además casi 90 mil civiles iraquíes, y cerca de ocho mil soldados y policías de la nación árabe.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login