Confían en Maryland en derrotar proyectos de ley contra indocumentados

Defensores de los inmigrantes en Maryland confían en que la legislatura estatal derrote en su totalidad proyectos de ley contra la inmigración ilegal cuando concluya sus sesiones en abril próximo.

“Se han presentado de 20 a 25 legislaciones que catalogamos como antiinmigrantes, pero la mayoría no pasaron en el Senado o la Cámara baja” del estado, dijo a Notimex el activista Héctor Pope, de la organización comunitaria Casa de Maryland.

Agregó que el ambiente antiinmigrante “no está tan fuerte” como en el condado de Prince William”, en el vecino estado de Virginia, donde la policía local está autorizada a pedir documentos a infractores de la ley.

Las 20 propuestas contra la inmigración ilegal en Maryland, en contraste con las tres presentadas el año pasado, incluyen medidas para que las personas prueben su estatus legal al solicitar una licencia de conducir o en las casillas de votación.

Asimismo, las propuestas buscan prohibir la condición de “santuario” en localidades de Maryland para proteger a los inmigrantes.

Ese elevado tipo de iniciativas “no se habían visto antes”, dijo Pope, que destacó los esfuerzos de grupos comunitarios, legisladores y activistas defensores de los inmigrantes.

Muchas comunidades locales y autoridades estatales en Estados Unidos han impulsado medidas antiinmigrantes luego de que el Congreso fracasara el año pasado en la aprobación de un proyecto bipartidista para una reforma migratoria integral.

A principios de año, dirigentes comunitarios criticaron al gobernador de Maryland, el demócrata Martin O’Malley, por su rechazo a licencias de conducir a indocumentados y por proceder a la implementación de la ley federal “Identificación Real” (Real ID).

Por su parte, jóvenes inmigrantes realizaron el lunes una protesta en la Universidad de Maryland para pedir el acceso de estudiantes indocumentados a las tarifas estatales reducidas para que sigan una educación superior.

En la legislatura estatal hay dos proyectos que buscan ese objetivo y también hay una propuesta bipartidista en el Congreso federal conocida como proyecto “Dream”.

La semana pasada crearon controversia unos volantes en el que se muestra con un sombrero mexicano el presidente del Comité Judicial de la Cámara baja de Maryland, Joseph Vallario, quiene tiene posiciones favorables a los inmigrantes.

Los volantes, que fueron retirados del lugar luego de protestas, indican que Vallario es “buscado” por ayudar y ser cómplice” de los inmigrantes indocumentados.

Susan Payne, quien distribuyó los volantes, es la fundadora de la organización Coalición de Maryland por una Reforma Migratoria, que propone medidas más estrictas contra la inmigración ilegal.

Una encuesta del diario The Washington Post publicada el año pasado indicó que la mitad de los residentes en Maryland considera como un problema a la inmigración ilegal, mientras que el 85 por ciento pidió una mayor acción a las autoridades locales.

El mismo rotativo informó este martes que el enojo público contra los indocumentados se ha trasladado de Virginia hacia el vecino estado de Maryland, que tradicionalmente ha sido más tolerante con los inmigrantes.

Precisamente en el condado de Prince William, en Virginia, ha generado un clima de temor una nueva ley que permite a la policía local cumplir las tareas de agentes federales de inmigración.

En la ciudad de Manassas, perteneciente a ese condado, agentes de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestaron el lunes a 34 inmigrantes indocumentados de Guatemala, México, Honduras, Costa Rica y El Salvador.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login