Cubrirá empresa de EU médicos de niño mexicano dañado por pesticidas

Por Pablo Tonini

Miami.- Los padres mexicanos de un niño afectado por el uso de pesticidas en plantaciones de jitomate de Florida alcanzaron un acuerdo con la empresa Ag-Mart que cubrirá de por vida los gastos médicos del menor, informó el martes el abogado del caso.

Andrew Yaffa, abogado de Coral Gables, precisó que gracias al acuerdo el menor Carlos Herrera-Candelario, de cuatro años de edad, tendrá cuidados médicos de por vida, aunque no pudo revelar el monto económico por ser “confidencial”.

“Ha sido un caso muy difícil y caro. el acuerdo es fantástico para Carlitos porque tendrá todo el cuidado médico necesario de por vida”, dijo el abogado a Notimex.

“Los campesinos mexicanos han sido explotados y esta comunidad necesita cambiar”, agregó Yaffa al asegurar que sus clientes Francisca Herrera y Abraham Candelario, padres de Carlitos, se encuentran “satisfechos” con el acuerdo.

Francisca Herrera, la madre de Carlitos, alegó durante años que su hijo nació sin extremidades pues ella fue expuesta a pesticidas durante su embarazo que transcurrió en campos agrícolas de Florida.

La demanda contra Ag-Mart, productora de frutas y vegetales, fue interpuesta en febrero de 2006 y el juicio estaba previsto para el próximo mes de junio en una corte del Condado de Hillsborrough.

En su testimonio, Francisca Herrera dijo que varias ocasiones Ag-Mart roció pesticidas en campos aledaños a donde ella trabajaba y fue forzada a laborar en plantaciones recién rociadas de pesticidas por lo que sufrió irritaciones de garganta, ojos y dolor de cabeza.

La demanda interpuesta destacó que al menos tres de los químicos utilizados están relacionados con mutaciones genéticas y han sido asociados con deformaciones en pruebas de laboratorio con animales.

Ag-Mart con sede en Plant City, Florida, vende las marcas de jitomates SantaSweet y Ugly Ripe y pertenece a Procacci Brothers del estado de Pennsylvania, una de las mayores compañías de frutas y vegetales del país.

El caso de Carlitos y del uso indiscriminado de pesticidads en los campos agrícolas de Florida fue denunciado en 2005 por el diario Palm Beach Post en una serie de reportajes.

Carlitos es uno de tres niños nacidos con deformaciones dentro de un periodo de diferencia de seis semanas, cuyos padres vivían en Immokalee (comunidad agrícola a 180 kilómetros al noroeste de Miami) y habían estado trabajando con Ag-Mart en la pizca de jitomate.

La niña Violeta Meza murió en febrero del 2004 a tan sólo tres días de nacida, debido a malformaciones masivas, mientras que el tercero de ellos, Jesús Navarette, nació el 4 de febrero de ese año con una malformación en la mandíbula y ha sobrevivido.

En la actualidad los padres de Carlitos viven en Immokalee y no podrán ofrecer entrevistas hasta que la corte del Condado de Hillsborrough acepte el acuerdo alcanzado en una audiencia prevista para abril.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login