Vivimos en un planeta lleno de mitos, creencias y falsedades.

México.- La historia está llena de datos curiosos que comúnmente reconocemos como realidades porque así lo hemos escuchado a lo largo de nuestra vida, aunque en ocasiones muchos de ellos, son falsos, se han desvirtuado, o simplemente es información que no podemos comprobar.

A continuación se enlista una serie de mitos sobre animales, inventos, nombres y diferentes datos curiosos que se perdieron en algún lugar de nuestra historia, publicada en el la revista Quo.

Hay cientos de personas que aseguran haber visto a las avestruces esconder la cabeza cuando se encuentran frente a algún peligro, eso es un mito, o tal vez se trata de alguna ilusión óptica.

La realidad es que esas aves, nativas de Africa, anidan en el suelo, en ocasiones más de una hembra deposita sus huevos en un mismo nido, por lo que tiene que cavar agujeros muy grandes en la superficie.

Otro dato curioso es que las hormigas tienen un cerebro más grande que el del ser humano, proporcionalmente; tomando en cuenta el peso y el tamaño de una hormiga, en relación con el ser humano, resulta que el cerebro del insecto es tres veces más grande que el nuestro.

Nuestra historia también está repleta de mitos y datos falsos, por ejemplo, el verdadero inventor del teléfono fue el italiano Antonio Meucci, en 1854, aunque fue Alexander Graham Bell quien perfeccionó el invento y consiguió la patente en América en 1876.

La historia cuenta que Meucci y Bell pasaron por largas controversias, pues el primero entregó sus diseños a la compañía norteamericana Western Union para patrocinar su invento, sin embargo, la empresa comenzó a experimentar en base a estos diseños en sus laboratorios, bajo la dirección de Bell.

Los nombres de los famosos regularmente sufren distintos cambios a lo largo de sus carreras, por ejemplo el del reconocido compositor austriaco Wolfgang Amadeus Mozart, cuyo nombre real fue Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart.

La leyenda dice que un príncipe prusiano encantado por la música del joven compositor le dio el sobrenombre de Wolfgang Gottlieb, que en alemán significa “Amado por Dios”. Por “Amadeus”, trasladado al latín, nació el nombre de Wolfgang Amadeus Mozart.

También con los grandes monumentos, tanto naturales como hechos por el hombre, existen muchos mitos.

Es sabido que la montaña más grande del mundo es la famosa cumbre tibetana “Everest”, con 8 mil 848 metros sobre el nivel del mar.

En esta última frase es donde se esconde el mito, debajo del nivel del mar existen montañas más grandes que el mismo Everest.

En las profundidades del Pacífico Norte, el volcán inactivo “Mauna Kea”, uno de los cinco que forman las islas Hawaianas, mide desde su base 10 mil 205 metros.

El secreto se encuentra en las profundidades, pues sobre el nivel del mar el volcán alcanza la nada despreciable altura de 4 mil 205 metros, de forma que los 6 mil metros restantes de su estructura están escondidos bajo el mar.

Otro monumento histórico a nivel mundial es el famoso “London Bridge” (Puente de Londres), que hoy en día se encuentra ubicado en la ciudad de Lake Havosu, Arizona, en los Estados Unidos, luego de que el empresario norteamericano Robert P. McCulloch pagó por él casi 2.5 millones de dólares.

El puente que se reconstruyó en América fue inaugurado en Londres en 1831, aunque este no fue el primer puente construido en la misma zona, sobre el río Támesis. El primero fue construido por los Romanos en el año 46 a.C. De forma que en este mismo lugar ha sido cruzado por un puente durante más de dos mil años.

Otros datos curiosos son que no se ha encontrado un cien pies con tal cantidad de extremidades, todos varían entre los 15 y 191 pares de patas Por otro lado, existen más de tres estados de la materia, los que conocemos (solido, íquido y gaseoso) son los estados del agua.

Aunque Marte es conocido como el Planeta Rojo, la realidad es que podría ser de color amarillo, naranja o marrón. El champán no fue creado por los franceses sino por los alemanes, los primeros solo se encargaron de refinar la deliciosa bebida.

En los rituales vudú no se usan muñecos con alfileres, éstos forma parte de la brujería europea. Aunque se dice que dormir rodeado de plantas es peligroso esto es falso. Los tulipanes no son nativos de Holanda, estas flores fueron llevadas a aquel país desde Turquía.

Las cintas cinematográficas no se graban en celuloide sino en un compuesto similar, acetato de celulosa. Por último, se cree que los toros de lidia se excitan al ver el color rojo, la verdad es que lo único que llama su atención son los movimientos del capote.

Estos son algunos ejemplos de que la humanidad está llena de mitos, confusiones y datos desconocidos, lo que reafirma la frase “Todos los días se aprende algo nuevo”, o se olvida algo viejo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login