Chávez y Lula afinan sus proyectos de energía y defensa regional

RECIFE, Brasil (AFP) – Los presidentes Luiz Inacio Lula da Silva (Brasil) y Hugo Chávez (Venezuela) se reúnen este miércoles en Recife para analizar un proyecto energético binacional, el postergado ingreso de Venezuela al Mercosur y la creación de un consejo de defensa sudamericano.

“Extraordinaria propuesta”, dijo Chávez a su llegada sobre el proyecto brasileño de crear un consejo de defensa sudamericano.

Este consejo no debe tener interferencia de Estados Unidos y debe servir “para defendernos, para asegurar nuestra independencia, en este mundo de imperialismos, neoimperialismos y guerras preventivas”, afirmó.

Chávez y Lula iniciaban su agenda con una visita a las obras de la refinería Abreu y Lima, un proyecto de 4.000 millones de dólares en las afueras de Recife destinado a procesar petróleo pesado de Brasil y Venezuela. Se trata de un compromiso que ambos presidentes arrastran desde hace años sin que se haya concretado en un acuerdo firme.

En setiembre la estatal petrolera brasileña Petrobras inició las obras sin su par venezolana PDVSA, a la espera que firme un contrato. El mismo implica un aporte de 60% de la estatal brasileña y 40% de la venezolana. La contrapartida es la participación de Petrobras (40%) en pozos en Faja del Orinoco (Venezuela).

Este contrato “debe firmarse hoy” miércoles, dijo Chávez a su llegada a Recife.

“Traemos todo listo (…) deben firmarse el contrato de la alianza estratégica de asociación (de las dos petroleras) y de inversiones. Venezuela está dispuesta a invertir allí unos 4.000 millones de dólares en los próximos cuatro años. Es una gran refinería”, afirmó.

Brasil también indicó que esperaba ver firmado el acuerdo este miércoles.

La refinería tendrá capacidad para refinar 200.000 barriles de petróleo por día, la mitad de Venezuela, lo que puede ayudar a equilibrar la balanza comercial, que en 2007 sumó 5.059 millones de dólares (el doble que dos años atrás) altamente favorable a Brasil en 4.378 millones.

Tras visitar las obras, Lula y Chávez tienen previsto un encuentro de trabajo y una cena.

En la reunión analizarán el ingreso de Venezuela al Mercosur, pendiente de aprobación en los congresos paraguayo y brasileño. Chávez dijo que siente “pertenecer en cuerpo y alma” al Mercosur a pesar de los atrasos.

Chávez anunció que también pretendía analizar con Lula otros temas regionales como “la paz en Sudamérica” y “Colombia y Venezuela”, dos países que recientemente atravesaron una crisis tras una incursión de tropas colombianas en territorio ecuatoriano. El consejo de defensa sudamericano es precisamente una idea brasileña para prevenir ese tipo de crisis.

Están previstas reuniones paralelas de los ministros de Defensa, Energía, Educación, Ciencia y tecnología, Industria y Desarrollo Agrario, y la firma de algunos acuerdos en agricultura, educación y televisión digital.

Chávez y Lula tienen un cronograma de citas a cada tres meses, decidido por ambos en setiembre luego de varias polémicas. Las mismas incluyen un enfrentamiento verbal de Chávez con el Congreso de Brasil, que tiene pendiente de aprobación el ingreso de Venezuela al Mercosur.

“Esta reunión es una de las más importantes desde el punto de vista del impulso de nuestras relaciones”, dijo Chávez sobre su encuentro con Lula. El embajador venezolano Julio García Montoya había afirmado a la AFP que “éste ha sido el mejor momento de las relaciones entre Brasil y Venezuela en mucho tiempo”.

Chávez quiere también reunirse con los gobernadores de los estados de Maranhao y Pará (norte de Brasil), hacia donde viajará el jueves y con los que espera firmar acuerdos comerciales. Autoridades de Maranhao han expresado interés en los programas venezolanos de alfabetización y salud.

You must be logged in to post a comment Login