Critica Los Angeles Times poca seriedad de EU en tratados internacionales

Los Angeles.- La decisión de la Casa Blanca de acatar una orden judicial sobre un mexicano condenado a muerte en Texas envía un mensaje de que Estados Unidos “no es serio al honrar sus obligaciones en tratados internacionales”, destacó la prensa.

Los Angeles Times señaló que la decisión asumida por Washington, luego de que la Suprema Corte determinó que el presidente George W. Bush no puede obligar a Texas a revisar los procesos de mexicanos condenados a muerte, “le traerá consecuencias diplomáticas”.

“Esta situación traerá consecuencias para la diplomacia de Estados Unidos y por la forma como serán tratados los nacionales de este país en el exterior”, advirtió en un editorial el influyente rotativo en inglés, considerado el más importante en la zona oeste.

El máximo tribunal estadounidense decidió que en el caso del mexicano José Ernesto Medellín y otros condenados a muerte, Texas no está forzado a revisar su sentencia como lo ordenó Bush tras un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en 2004.

La CIJ ordenó a Estados Unidos la revisión de 51 casos de mexicanos condenados a la pena de muerte, incluyendo a Medellín, al determinar que en su detención se habían violado sus derechos a la asistencia consular bajo la Convención de Viena de 1963.

Ese tratado, ratificado por el Senado de EU en 1969, requiere que los consulados sean informados cuando uno de sus nacionales han sido arrestados o encarcelados.

“Al asumir esta actitud que podría haberle dado otra oportunidad al mexicano Medellín ha enviado un mensaje de que Estados Unidos no es tan serio para honrar sus obligaciones contraídas en tratados internacionales”, destacó el diario en su editorial.

En 2005, Bush señaló que las cortes del estado deberían “dar el efecto” a la decisión de la CIJ, pero la Corte Superior de Texas respondió que este era su asunto y que con base a la ley estatal Medellín había agotado las posibilidades de revisión de los procesos.

El diario reconoció que el juez de la Suprema Corte de Estados Unidos, John G. Roberts, estuvo en lo correcto “al apuntar que en nuestro sistema las cortes estatales, así como la federal se supone que no deben recibir ordenes del presidente de Estados Unidos”.

Pero con esas posiciones, Estados Unidos deberá enfrentar las consecuencias para su diplomacia y la forma en que serán tratados sus connacionales en el extranjero.

“Si las cortes en el país pueden desairar con éxito los tratados, así las cortes de otras naciones podrán hacer lo mismo”, finalizó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login