Patos y arrozales propagan la gripe aviar

Roma.- La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) dijo el miércoles que los patos y los arrozales -más que los pollos- son los principales factores de brotes de gripe aviar altamente patógena en Tailandia y Vietnam.

La FAO citó la “Cartografía de la gripe aviar altamente patógena en el Sudeste asiático: los patos, el arroz y la gente”, que aparece en la más reciente edición de la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States (PNAS).

En ese informe -indicó- un grupo de expertos de la FAO, coordinados por el veterinario Jan Slingenbergh, y de centros de investigación asociados examinaron las diversas oleadas de gripe aviar altamente patógena ocurridas en Tailandia y Vietnam, entre 2004 y 2005.

Los investigadores aplicaron un sistema de modelos estadísticos para establecer los diferentes factores que han contribuido a la propagación del virus, incluyendo patos, ocas y pollos, población humana, cultivo de arroz y datos de la geografía local.

“El número de patos y personas, y el tamaño de los arrozales resultaron ser los factores más significativos, incluso si los dos países han combatido los brotes de forma diferente”, señaló la FAO en un comunicado.

Subrayó que existen fuertes lazos entre la crianza de patos y el cultivo de arroz. Los patos se alimentan de los granos de arroz que quedan tras la cosecha, por ello los patos que se crían libres en esos países se mueven siguiendo las pautas de la recolección del arroz.

El organismo señaló que en Tailandia, por ejemplo, se detectó que la proporción de patos jóvenes en las bandadas se elevaba en los meses de septiembre y octubre.

“Estos ejemplares jóvenes se benefician por lo tanto de la cosecha de arroz en noviembre-diciembre. Los patos para carne se sacrifican alrededor del Año Nuevo chino, un momento en el que el volumen de ventas y transporte de patos aumenta de forma considerable”, dijo.

Precisó que estos picos en la concentración de patos indican períodos en los que se produce un aumento de posibilidades de que el virus se propague, y los arrozales se convierten a menudo en un hábitat temporal para especies de aves silvestres.

Según la FAO, definir esta pauta fue posible gracias al uso de mapas satelitales del cultivo de arrozales teniendo en cuenta el tiempo, la intensidad de cultivos y los lugares de cría de patos.

La intersección entre estos datos, junto a la cronología de los brotes de la enfermedad, ayudó a los científicos a señalar con precisión y a tiempo las situaciones críticas en el momento en que el riesgo del virus H5N1 era mayor, añadió.

Según Slingenbergh, “sabemos ahora mucho mejor dónde y cómo esperar la aparición del virus H5N1, esto nos ayuda a organizar la prevención y la lucha. Además, la evolución del virus será más fácil de predecir porque su persistencia se está reduciendo cada vez más a áreas con cultivo intensivo de patos y arroz en Asia oriental y sudoriental”.

La FAO estimó que aproximadamente el 90 por ciento de los mil 44 millones de patos domésticos del mundo se encuentran en Asia. China y Vietnam concentran la mayor parte con 775 millones, cerca del 75 por ciento. En Tailandia hay unos 11 millones de patos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login