Recesión en EU afectaría a estados mexicanos.

México.- Los estados mexicanos enfrentarán diversos retos que podrían afectar su desempeño económico, debido al escenario de recesión financiera en Estados Unidos y al crecimiento económico de México ajustándose a la baja.

Standard & Poor”s (S&P) prevé que dependiendo de los vínculos que tengan con la economía estadounidense, las entidades federativas mexicanas enfrentan diversos desafíos que podrían afectar su desempeño económico y su calidad crediticia.

Indica que los estados que enfrentarán mayores retos son aquellos con dependencia de las remesas de los trabajadores mexicanos en Estados Unidos o su ubicación geográfica respecto a los beneficios que se obtienen por los flujos comerciales con ese país.

La calificadora internacional considera que las entidades sub-soberanas mexicanas tendrán que probar su habilidad para superar un entorno más desafiante durante 2008, comparado con los dos últimos años que fueron positivos.

En el artículo “Estados mexicanos y la desaceleración económica de Estados Unidos: horizonte nublado pero sin fuertes lluvias”, expone que las entidades están ahora ante un escenario de recesión económica en Estados Unidos y el ajuste a la baja en el crecimiento económico de México.

Sin embargo, Standard & Poor”s afirma que en esta ocasión los estados están mejor preparados para responder ante un impacto económico negativo.

La analista de S&P, Daniela Brandazza, previó que los estados mexicanos que enfrentarán mayores retos son los que tienen dependencia de las remesas de los trabajadores mexicanos en Estados Unidos o su ubicación geográfica estratégica.

Señaló que las remesas de los trabajadores mexicanos en Estados Unidos representan un porcentaje significativo en el ingreso de muchas familias en algunas entidades mexicanas como Michoacán, Guanajuato y el Estado de México.

En algunos casos, aclaró, estas remesas han excedido la inversión extranjera directa (IED) de años recientes, lo que se explica por los patrones de migración que han prevalecido en México en las últimas décadas.

Por lo tanto, resaltó que se espera que las economías y las poblaciones de las entidades que han recibido los montos más significativos de remesas resientan una disminución de esta fuente de recursos, de permanecer así en los próximos años.

“Este horizonte nublado podría afectar las perspectivas de crecimiento de algunos sectores económicos, y a su vez el desempeño fiscal de varias entidades en México, particularmente las más vinculadas a la economía estadounidense, abundó Brandazza.

Ante ello, agregó, las entidades federativas en México deberán probar que tienen capacidad de respuesta y adaptación a este nuevo entorno sin afectar ningún factor crediticio.

S&P considera que la capacidad que muestren los estados mexicanos para manejar situaciones de estrés económico y fiscal durante 2008 será vital para mantener su calidad crediticia durante 2008-2009 y en los próximos años, especialmente para los que planean emitir deuda en este periodo.

No obstante, la calificadora internacional destaca que el gobierno federal tiene un sólido plan de infraestructura, entre otras iniciativas, con el potencial de contrarrestar algunos efectos de la recesión económica de Estados Unidos.

Esta vez, a diferencia de la desaceleración económica de 2001 que afectó en forma importante a la industria manufacturera de todas las entidades en el país, y especialmente los de la frontera, los estados están mejor preparados para responder ante un impacto económico negativo, puntualiza.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login