Cultivo de dalia se remonta al esplendor del Imperio Azteca.

México.- Propuesta como la flor nacional de México en 1963, el cultivo de la dalia, cuyas formas y colores han maravillado al mundo entero, se remonta a la época de esplendor del Imperio Azteca.

“El género Dhalia” está formado por 35 especies, todas nativas de México, de las cuales sólo cuatro constituyen la base genética de la dalia cultivada que hoy podemos admirar”, refiere un artículo del boletín bimestral de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

De acuerdo a varios petroglifos de la zona de Xochimilco, actualmente ubicados en el Museo Arqueológico del citado lugar, así como el Códice De la Cruz-Badiano, aparece una planta denominada cohuanenepilli”, que forma parte de un remedio para destapar el conducto de la orina.

El protomédico de Felipe II, Francisco Hernández, en su historial natural de las plantas de Nueva España ilustra a la acocoxóchitl”: una flor doble, con forma decorativa que asemeja una dalia de jardín o una dahlia pinnata”.

Se cree que las dalias mexicanas fueron empleadas como ornamento y domesticadas mucho antes de la llegada de los españoles y del propio Hernández a la Nueva España en 1571.

Luego fueron introducidas a Europa a finales del siglo XVIII, vía España. Más tarde se cultivaron semillas en ese país y con las dalias que crecieron se elaboraron las primeras descripciones botánicas de algunas de ellas, incluyendo el género Dahlia.

No obstante, el naturalista alemán Alexander von Humboldt recolectó material genético en México entre 1803-1804, ampliando la base que diversificó la horticultura ornamental de la dalia en Europa.

Fue hasta 1818 cuando se iniciaron los trabajos de mejoramiento genético que permitieron la creación de inflorescencias con las variaciones de forma y color que se cultivan en la actualidad.

Sólo cuatro especies dominan la horticultura floral: coccinea, pinnata, merckii e imperialis.

Su mejoramiento genético produjo variación en el tamaño de la flor, color, curvatura, número de flores con pétalos más anchos y disminución en el número de flores del disco.

La mayoría de las dalias son plantas herbáceas o arbustivas, en ocasiones epífitas o trepadoras.

Las herbáceas son perennes y aunque su follaje desaparece en invierno, sus raíces quedan enterradas y volverán a brotar nuevas plantas en temporada de lluvia; en tanto, las arbustivas también son perennes.

Sus tallos son huecos o compactos; sus hojas pueden ser simples o tripinnado-compuestas.

Las inflorescencias están formadas por varias flores que en conjunto se denominan cabezuelas, las flores en forma de lengua se ubican al exterior y tienen la apariencia de pétalos, presentando multitud de colores.

Hasta el momento se ha desarrollado una inmensa cantidad de variedades y cultivares, al grado que en 1934 y superaba las 14 mil.

A la fecha no existe un registro definitivo de las diferentes variedades, pero se estima que hay alrededor de 50 mil. La dalia da vida y color al mundo entero.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login