Demandan a ciudad de Waukegan, en Illinois, por ley antiinmigrante

Chicago.- Un grupo de 11 activistas de Waukegan, al norte de Chicago, promueve una demanda en contra de las autoridades de esa ciudad por implementar una ley de revisión vehicular que consideran discriminatoria.

La ley, que lleva tres años de aplicación, permite detener y multar con 500 dólares a conductores que no porten licencia de manejo, seguro de auto, cinturón de seguridad o estén bajos los efectos del alcohol y las drogas.

El grupo recibió ya un primer revés la semana pasada, cuando un juez desestimó unas pruebas, dijo Margaret Carrasco, de la Casa Mexiquense, quien encabeza a los activistas.

La evidencia consistía en el gasto elevado que significó para los contribuyentes la implementación de la ley en la ciudad de Waukegan, que sólo se aplica contra minorías étnicas.

La ciudad pagó 500 dólares por hora a un investigador de la Universidad Northwestern por un estudio sobre la reducción de violaciones de tránsito que significaría la aplicación de la ley referida.

Ronald J. Allen, profesor de leyes de la universidad, destinó 110 horas a ese trabajo, lo que significó un pago de 55 mil dólares por afirmar que la medida sí beneficiaría, más cinco mil dólares por cada día que explicara la investigación.

El juez Milton I Shadur, de la Corte de Distrito de Chicago, quien lleva el caso, consideró irrelevante la evidencia presentada por los activistas, divulgada además en el periódico local The News-Sun, y se negó a llamar a Allen como testigo.

No obstante, el juez interrogó al abogado de la ciudad, James Flesch, sobre el desperdicio de tiempo y dinero de los contribuyentes en el financiamiento de la investigación de Allen.

El abogado defendió la investigación, asegurando que era creíble y no irrelevante para la aplicación de la ley en disputa.

Los activistas también reclaman que fueron excluidos de la junta del Concilio Municipal del 6 de julio de 2004, cuando se aprobó la ley de revisión vehicular.

La demanda implica al alcalde Richard Hyde, así como al jefe de policía de Waukegan, William Biang; al secretario de la ciudad, Wayne Motley, y a dos oficiales de policía no identificados.

Las autoridades han reiterado que la ley en vigor tiene el objetivo de disminuir las violaciones al reglamento de tránsito sin distingo de raza o situación migratoria.

Sin embargo, en los hechos sólo se detiene a los conductores inmigrantes, particularmente los de características físicas latinas, a quienes invariablemente le decomisan su vehículo, según declaraciones de la dirigente activista.

“Hay mucha injusticia en su aplicación, porque está abiertamente destinada a agredir inmigrantes, a quienes multan con 500 dólares por no traer licencia”, expresó.

Destacó que debido a la medida discriminatoria, la población hispana está dejando Waukegan, lo que va en detrimento de la propia economía de la ciudad.

Waukegan es una ciudad con 90 mil habitantes, de los cuales 53 por ciento son de origen mexicano, principalmente procedentes del Estado de México.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login