Muestra sobre tribus estadounidenses en museo de México.

México.- Imágenes captadas por el fotógrafo estadounidense Edward S. Curtis que dan cuenta de las costumbres de algunas tribus como los siux, navajos, hopis, suwamis y apaches del sudeste, serán exhibidas a partir de este sábado en el Museo Regional de Guanajuato “Alhóndiga de Granaditas”.

“Legado sagrado. Edward S. Curtis y el indígena norteamericano” es una exposición itinerante que comenzó en 2005, la cual ha estado presente en la capital mexicana.

También en las ciudades de Campeche, Oaxaca, Palenque, Veracruz y Tlaxcala, así como en los países latinoamericanos Honduras, Chile, Paraguay, Venezuela, Colombia, Nicaragua, Argentina y Perú.

Tras décadas de oscuridad en los espacios de exposición de libros antiguos y colecciones privadas, el registro de la vida de estos pueblos que el también etnólogo llevó a cabo entre 1900 y 1930, experimenta un renacer a medida en que se descubre el homenaje visual realizado por él, a la historia de esas comunidades ancestrales.

Un comunicado de prensa emitido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) destaca que la muestra, compuesta por 62 fotografías, procedente del archivo y la colección personal de Christopher Cardozo, especialista en la obra de Curtis, fue impresa en los procesos que el autor solía emplear: platino, plata/gelatina entonada, orotone, cianotipo y fotograbado.

La ruta definida y financiada por el fotógrafo, entre Estados Unidos y Alaska durante 25 años, permitió no sólo retratar los usos y costumbres de aquellas poblaciones como la migración, vestimenta, habitación y alimentación, sino también estudiar y analizar cada rasgo que componía el espectro cultural de sus personajes.

A partir de una convivencia respetuosa, Curtis logró retratar a miembros de numerosos pueblos que corrían el peligro de desaparecer, captando también el paisaje como sincretismo de una forma de vida profunda.

Parte de esta labor, que generó más de 50 mil imágenes, quedó plasmada en la obra “The North American Indian”.

La breve expedición que llevó a cabo en las Grandes Llanuras de Estados Unidos, en el verano de 1900, pudo haber sido su experiencia más significativa al presenciar una de las últimas representaciones de la Danza del Sol, instante que dejó para la posteridad.

Entre los pueblos que más captó destacan los hopis, suwamish, navajos, siux y apaches del sudoeste. En esta región concentró la mayor parte de su interés, desde Arizona y Nuevo México, hasta Texas, California y el norte de México.

Una de las razones por las que Curtis se sintió llamado inicialmente por los pueblos indígenas del sudoeste fue la rara oportunidad que le brindaban de observar su posible vida ante de la llegada de los blancos, así como por su interés por la estrecha relación que mantenían con sus tierras ancestrales.

La muestra que podrá ser apreciada en el recinto cultural guanajuatense hasta el 1 de junio de 2008, viajará posteriormente a Torreón, Monterrey y Guadalajara.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login