Primer ministro haitiano clama en EEUU por ayuda para su país

WASHINGTON (AFP) – Haití necesita 4.000 millones de dólares de la comunidad internacional para comenzar a sentar las bases de su desarrollo, y requiere de colaboración para luchar contra el tráfico de drogas a través de su territorio, dijo el viernes el primer ministro Jacques Edouard Alexis.

Recibido por el Consejo Permanente de la OEA en Washington, Alexis reafirmó el compromiso de su país, el más pobre de las Américas, en la lucha contra el narcotráfico, y clamó por apoyo para recolectar fondos para el desarrollo durante una conferencia de donantes prevista para el 25 de abril.

“A pesar de su importancia, (los) éxitos en materia de seguridad, así como los desarrollos alentadores en materia económica y financiera, son insuficientes con respecto a las necesidades cotidianas de la población”, reconoció ante los representantes de 34 países de la región.

“La creación de empleos mediante inversiones masivas, constituye el desafío más apremiante a cumplir”, añadió Alexis.

El gobierno, sostuvo, debe “crear el ambiente susceptible de atraer los capitales destinados a la creación de la riqueza” en la pequeña y empobrecida nación de nueve millones de habitantes.

En marzo, Alexis anunció que planea crear un fondo de más de 8.000 millones de dólares para créditos destinados a personas poco solventes y pequeños comerciantes del sector informal.

En abril, el gobierno haitiano va a acoger una reunión de donantes internacionales en Puerto Príncipe con el objetivo de captar más de 4.000 millones de dólares para un programa para impulsar el crecimiento y la reducción de la pobreza.

Alexis reiteró durante una conferencia de prensa posterior a su discurso en la OEA, que la mitad de esos fondos ya fueron comprometidos por países e instituciones.

Asimismo, sostuvo que la ayuda internacional va “en claro aumento con respecto a lo que era hace cinco o seis años”. Pero “necesitamos más dinero, es muy claro”, insistió.

Consultado sobre las acciones de su gobierno en contra del tráfico de drogas, que toma a Haití como país de tránsito, el gobernante insistió en que su país no es “ni consumidor de drogas ni productor”, sino “víctima de un comercio” que tiene lugar en la región.

Alexis dijo además que es “inaceptable” que una nación tan pobre como Haití tenga que destinar tanto dinero a la lucha contra el tráfico de estupefacientes, y pidió “a los países productores y consumidores, asumir su responsabilidad con respecto a este tema”.

Debido a la endeble economía del país, los recursos disponibles “en el marco de esta lucha son considerablemente mínimos para enfrentar el flagelo”, añadió.

Muestra de la endémica pobreza en la nación isleña, 70% de los habitantes en edad de trabajar están desempleados y sobreviven con menos de tres dólares por día.

La Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), desplegada hace cuatro años, colabora con el mantenimiento del orden y la seguridad en el país, con un contingente de unos 10.000 cascos azules de más de 60 países bajo el mando de Brasil.

Durante su estancia en Washington Alexis se reunió con la secretaria de Estado Condoleezza Rice, y con representantes de la agencia estadounidense de ayuda para el desarrollo (USAID) y del Banco Interamericano de Desarrollo, señaló el propio funcionario.

You must be logged in to post a comment Login