Violencia en Chile en recuerdo de crimen de dictadura de Pinochet

SANTIAGO (AFP) – Grupos de manifestantes chocaron este viernes con la Policía en el centro de Santiago, donde hubo más de un centenar de detenidos, en una jornada de protesta convocada por grupos radicales de izquierda en recuerdo de dos hermanos asesinados hace 22 años por la dictadura de Augusto Pinochet.

Los choques entre manifestantes y la Policía se concentraron principalmente en las inmediaciones del palacio presidencial de La Moneda, donde se congregaron más de 300 personas, en su mayoría estudiantes.

En esta zona céntrica de la ciudad fueron detenidos inicialmente 60 manifestantes, a los que luego se sumaron otros 150, según indicó el coronel de la Policía Jorge Constanzo.

Los enfrentamientos se iniciaron a media mañana y duraron unas dos horas, según Constanzo, quien no descartó futuros incidentes durante la jornada.

Los disturbios se iniciaron cuando los manifestantes bloquearon la Alameda Bernardo O’Higgins, principal avenida del centro de Santiago, y fueron reprimidos por la Policía, que utilizó carros hidrantes, gas lacrimógeno y efectivos a caballo.

Los manifestantes arrojaron piedras y palos para luego dispersarse por las calles adjuntas. Los comerciantes de la zona debieron cerrar sus negocios para evitar daños.

La presidenta Michelle Bachelet hizo un llamado a la calma a los manifestantes, convocados por grupos radicales de izquierda en recuerdo de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, asesinados en 1985 por agentes de la dictadura de Pinochet (1973-1990).

“La democracia en Chile es sólida y no hay ninguna justificación para que haya violencia”, dijo Bachelet.

“Si uno quiere hacer un homenaje a ellos, lo que corresponde es justamente garantizar la democracia, que significa también la posibilidad de expresarse pero sin violencia. Creo que ese sería el mejor homenaje a los hermanos Vergara”, agregó la mandataria.

Los hermanos fueron asesinados el 29 de marzo de 1985, por agentes de la dictadura del fallecido general Augusto Pinochet, en las inmediaciones de su hogar en la Villa Francia, un combativo poblado del este de Santiago.

En los últimos años, la conmemoración del ‘Día del joven combatiente’-como se ha bautizado a la fecha- ha derivado en graves hechos de violencia y saqueos a comercios.

El año pasado, la jornada de protesta -agravada por el descontento popular con el nuevo sistema de transporte público- terminó con más de 800 detenidos y una veintena de policías heridos tras violentos disturbios en el centro y la periferia de Santiago.

Para este año, se tomaron algunos recaudos a fin de evitar que se amplificaran las protestas, y se cancelaron las clases en la mayoría de las universidades públicas de Santiago.

El palacio de Gobierno fue cercado y la policía dispuso un operativo especial de contención para la noche.

You must be logged in to post a comment Login