Agricultores vuelven al paro y recrudece conflicto en Argentina

BUENOS AIRES (AFP) – Los productores agrícolas argentinos reanudaron este sábado una prolongada huelga, a 24 horas de haberla levantado para iniciar negociaciones con el gobierno, y volvieron a bloquear las rutas, lo que recrudeció un conflicto que amenaza con desabastecer al país.

Las cuatro entidades que representan a los pequeños, medianos y grandes productores decidieron continuar con el paro agropecuario hasta el miércoles próximo, tras ratificarse la negativa oficial a suspender el aumento de impuestos a las exportaciones de soja, según un comunicado conjunto.

El paro comercial incluirá el bloqueo al transporte de granos y carnes, pero dejarán circular los lácteos, para asegurar la entrega de leche a los niños, aclararon los dirigentes.

Los productores reclaman que se suspenda al menos por 90 días el aumento de 35% a 44% de los impuestos a las exportaciones de soja y la aplicación de un sistema de tasas móviles a las ventas externas que aumentarán o bajarán según la variación de los precios internacionales de la soja, el girasol, el trigo y el maíz.

“Hay que suspender las retenciones (impuestos a las exportaciones) durante 90 días para que no sea un elemento urticante, que molesta” en las negociaciones, dijo Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), que nuclea a unos 100.000 pequeños productores.

Los productos primarios y agroindustriales representan el 61% de las ventas externas del país, que fueron de 55.000 millones de dólares en 2007.

“La decisión del gobierno es que (este tema) no entraba en la mesa de diálogo. Ni siquiera su suspensión por tres meses”, se lamentó Luciano Miguens, de la Sociedad Rural (SRA), que reúne a 10.000 grandes productores.

Tras 16 días de huelga, las cuatro asociaciones habían aceptado el viernes levantar el paro y liberar las rutas bloqueadas, como lo exigía el gobierno para iniciar las negociaciones.

Una reunión de más de cinco horas la noche del viernes entre las autoridades y los representantes del campo decepcionó a los productores y terminó sin acuerdo, pero el gobierno había invitado a seguir el lunes el diálogo, algo que la ratificación del paro puede truncar.

El gobierno ofreció liberar las exportaciones de excedentes de trigo y garantizar la rentabilidad a los pequeños productores, entre otras medidas, pero se negó a abordar la cuestión fiscal.

La liberación por algunas horas de las rutas permitió que varios centenares de camiones con frutas y hortalizas llegaran este sábado al Mercado Central de Buenos Aires, el mayor del país, que en los últimos días trabajó al 10% de su capacidad.

La tregua significó un poco de alivio para el desbastecimiento que comienza a reflejarse en las carnicerías y supermercados, pero los operadores dijeron que gran parte de la mercadería debió ser descartada por su mal estado y denunciaron pérdidas enormes.

Ahora los productores volvieron a bloquear el paso, en varios caminos, como en la estratégica ruta 14, del Mercosur, por donde circulan las mercaderías entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Los huelguistas amenazaron incluso con bloquear el paso a los camiones de origen extranjero, que trasladan materias primas para la industria argentina.

El conflicto había llegado a su clímax el martes, cuando la presidenta Cristina Kirchner dijo que “estos son los piquetes de la abundancia, de los extorsionadores”, lo que provocó protestas de opositores y ‘cacerolazos’ (caceroleos) en las principales ciudades.

En respuesta, organizaciones sociales, políticas y sindicales oficialistas convocaron a manifestaciones para respaldar a la mandataria.

You must be logged in to post a comment Login