Brasil: Congreso está en “terapia intensiva”, afirma presidente del Senado

BRASILIA (AFP) – El Congreso brasileño se encuentra en la “unidad de terapia intensiva” a causa del desgaste por sucesivos escándalos y la avalancha de decretos presidenciales, afirmó el presidente del Senado, Garibaldi Alves, en entrevista publicada este domingo.

“El Congreso está en la UTI, y nadie se da cuenta que esa falta de aprecio por el Poder Legislativo mina su soporte y podría haber un momento de mayor tensión, de crisis entre los poderes”, dijo Alves en declaraciones al semanario Veja.

En la visión del veterano legislador, “el Congreso dejó de votar, de legislar, de cumplir su función. Es una agonía lenta que está llegando a un punto culminante (…). No es más una voz de la sociedad, ni una caja de resonancia. Está sin una función”.

Esta situación, admitió, se generó en parte por la falta de sanciones a los responsables por seguidos escándalos en el propio Congreso.

Ese ambiente de impunidad “le quita autoridad al Poder Legislativo. El Congreso sólo quiere actuar para fiscalizar a los otros poderes pero se olvida que precisa hacer la limpieza interna”, comentó.

Según Alves, la mayoría de los legisladores en la actualidad se contentan con conseguir un cargo importante para un aliado con la esperanza de recaudar dividendos políticos en las próximas elecciones. “El Congreso puede desmoronarse en la forma en que está marchando”, lamentó.

Alves llegó a la presidencia del Senado (y por lo tanto, del Congreso) en diciembre pasado luego de la renuncia de Renan Calheiros, un firme aliado del presidente Luiz Inácio Lula da Silva que sobrevivió a dos juicios políticos por tráfico de influencias en 2007.

En la práctica, los reiterados escándalos en torno a Calheiros paralizaron la actividad legislativa brasileña durante buena parte de la segunda mitad del año pasado.

You must be logged in to post a comment Login