Loeb, el ‘dueño’ de las pampas

CORDOBA, Argentina (AFP) – El francés Sébastien Loeb y el monagesco Daniel Elena (Citroën C4) ganaron el domingo el Rally de Argentina por cuarto año consecutivo, seguidos por el australiano Chris Atkinson (Subaru Impreza) y el español Dani Sordo (Citroën C4).

El piloto galo, líder desde el viernes por la tarde, adelantó a Atkinson por 2 minutos y 33 segundos y a Sordo por 4 minutos y 4 segundos, al concluir la manga, luego de tres días de competencia y 350 km cronometrados en 21 especiales donde los pilotos lucharon con serios problemas de adherencia.

El promedio del vencedor -70 km/hora- en especiales siempre corridos con el despiste pendiendo como espada de Damocles da una idea de las “condiciones dantescas” en que se disputó la prueba, según el patrón de Citroën Deporte, Olivier Quesnel.

“Las condiciones eran muy difíciles, mucho lodo, y debimos concentrarnos para permanecer en el camino “, resumió Loeb después de la llegada.

“Tenemos neumáticos muy buenos pero el problema es que deben trabajar sobre todas las superficies, tanto en Grecia con 40 grados en pleno calor como aquí con 12 grados, nieba y lodo. Esto no es bueno para la seguridad, es peligroso”, dijo el ganador del Rally.

Una vez más el cuádruple campeón del mundo probó que para vencerlo no hay que cometer errores y eso fue precisamente lo que hicieron sus principales rivales, Jari-Matti Latvala y Mikko Hirvonen (Ford Focus), el viernes no bien comenzada la prueba.

Ninguno de los dos evocó el tema de los neumáticos como causa de sus respectivos despistes, pero con una mejor adherencia no habrián condicionado de entrada la posibilidad de triunfo.

El Rally de Argentina permitió al piloto francés alcanzar su victoria 39 en los WRC, para establecer así un record absoluto, y también lo depositó en la vanguardia de la clasificación general.

Por su lado Citroen acortó a tres puntos la diferencia que lo separa de Ford a nivel de constructores.

A su vez Sordo sacó provecho también de la desgracia de Petter Solberg, quien paradojalmente había demostrado en Argentina que regresaba a su buen nivel.

Una falla eléctrica lo marginó de la competición el domingo cuando se disputaba el especial más largo del rally.

Sin tomar riesgos innecesarios, tal y como lo hizo en México, Atkinson se adueño del segundo puesto evitando las numerosas trampas del camino, así como lo hizo el propio Loeb, más que nunca dueño de las pampas.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login